spot_imgspot_img

Deben pagar impuestos las iglesias?

Por: Otto Martín Wolf 

Aun el más pequeño de los negocios, el más humilde de los comerciantes, de una manera u otra se ve obligado a pagar impuestos, incluyendo la Tasa de Seguridad si utiliza algún banco y no el colchón para guardar su dinero.

Pero no las iglesias. Porqué?

Cualquier persona que “recibe el llamado de dios”, pone un rótulo frente a su casa que diga Iglesia de la Redención o algo similar y ya está, como por milagro (como si se tratara de abrir el Mar Rojo) dios evita que pague impuestos.

La SAR no tiene manera de saber si de verdad dios está involucrado en el asunto o si se trata de farsantes.

Si nos guiamos por lo que está sucediendo con la Católica, la cual prácticamente en todo el mundo está siendo denunciada por las actitudes sexuales de sus sacerdotes (violaciòn de monjas, pedofilia, hosexualismo), definitivamente esa iglesia no puede provenir de dios, ningún dios, si acaso del diablo (de existir).

Entonces por qué una iglesia, cuyos miembros utilizan su supuesta representación de dios para sus perversiones sexuales, también puede usarlo para no pagar impuestos?

No es contradictorio (por decir lo menos) que se les acepte como “representantes de dios”.

Lo mismo sucede con las evangélicas, muchos de cuyos pastores viven como reyes a costa de las contribuciones de sus “papos”, quiero decir sus seguidores, quienes les perdonan y financian sus lujos excesivos que muchas veces están bien lejos de la frugalidad espiritual de su supuesta vocación.

Desde luego que cualquiera puede hacer con su dinero lo que quiera, regalarlo a una estatua o quemarlo si ese es su deseo, pero quien lo recibe debería de pagar impuestos, no veo por qué no.

No estoy seguro si nuestro sistema tributario libra a los sacerdotes  y pastores (de todas las religiones) de pagar impuestos, creo que son las iglesias las que están exoneradas.

Con los pastores y sacerdotes sucede algo similar que con los bomberos o los trabajadores de la Cruz Roja, son empleados, no la institución en sí y, como cualquier otro que tiene ingresos personales, debe pagar su parte correspondiente de impuestos.

Por otra parte, si bien las iglesias no pagan impuestos, creo que la divina SAR debería de revisar sus  finanzas ya que ese “negocio” se presta para toda clase de maniobras.

Lavado de dinero, por ejemplo, cómo se puede saber si por medio de ellas entra dinero del narco o de cualquier actividad del crimen organizado. Una vez la iglesia lo recibe queda “santificado”.

Y no sólo se trata de las iglesias “grandes” nada más hay que efectuar un recorrido  por cualquier barrio o colonia para darse cuenta que existen más iglesias que farmacias, salones de belleza o cafeterías.

Quién sabe cómo son manejados sus libros? Llevan contabilidad? Son aliadas de criminales? Son propiedad de ellos?

Si los narcos pueden comprar empresas millonarias, acaso no pueden fundar sus propias iglesias para “purificar” sus ganancias?

Es justo y necesario que el Estado controle el dinero de las iglesias, no creo que ningún dios se pueda oponer a dar al ceSAR lo que es de ceSAR.

Más de Otto Martín Wolf 

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,653SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img