spot_imgspot_img

David Ospina, de villano a héroe del Nápoles

Roma – El colombiano David Ospina, portero del Nápoles, se convirtió este sábado en el héroe de su equipo, al realizar, tras un fallo inicial, al menos tres paradas de mérito, además de lanzar el contragolpe culminado con el gol del belga Dries Mertens, decisivo para eliminar al Inter de Milán y avanzar a la final de la Copa Italia.

Ospina, de 31 años, salió de titular en el once del técnico Gennaro Gattuso y permitió al Nápoles empatar 1-1 en San Paolo ante el Inter y, gracias al triunfo 1-0 de la ida, sellar el billete para la final copera del próximo 17 de junio en el estadio Olímpico de Roma.

El internacional colombiano, que sin embargo no estará en la final por acumulación de tarjetas, fue halagado hasta por el entrenador interista Antonio Conte, quien no dudó en definirle como «el hombre del partido».

«En los dos partidos hemos merecido mucho más. Esta noche obviamente tengo poco que reprochar a mis chicos. Este es el fútbol que debemos jugar, debemos tratar de dominar el partido. Creamos mucho, pero vi unas paradas de Ospina fantásticas. Salvó el resultado. Para mí fue el mejor del partido», afirmó Conte el sábado en el estadio San Paolo de Nápoles.

Y eso que el colombiano fue sorprendido tras apenas dos minutos de juego por un lanzamiento directamente desde saque de esquina del danés Christian Eriksen, quien adelantó al Inter de Milán y aumentó la confianza del conjunto milanés, que debía remontar el revés 1-0 parecido a mediados de febrero en la ida.

Ospina tuvo el mérito de saber reaccionar tras la distracción inicial y mantuvo con vida al Nápoles en el momento de mayor dificultad, ante un Inter que atacaba con convicción y que llegó a rozar el segundo tanto repetidamente antes del descanso.

El ex portero del Niza o del Arsenal cambió su partido en el espacio de 40 segundos, los que pasaron entre un auténtico milagro a disparo de Antonio Candreva y el pase largo para Lorenzo Insigne culminado con la asistencia del italiano para Mertens.

Era el minuto 40 y el gol del delantero belga, quien se convirtió en el máximo artillero histórico del Nápoles (122 dianas), permitió a los hombres de Gattuso igualar y recuperar confianza en sus opciones de clasificarse para la final el próximo miércoles 17 de junio en el estadio Olímpico de Roma contra el Juventus.

Y es que el Inter lo dio todo en la reanudación en busca del gol de la clasificación para la final, pero se topó con una gran prestación defensiva del Nápoles, liderado por una Ospina que volvió a ser decisivo en el tramo final con dos grandísimas paradas.

El internacional colombiano logró parar una falta directa desde los 25 metros de Eriksen y volvió a negarle el gol al danés pocos minutos más tarde, al despejar un potente remate desde la frontal del área.

La única nota negativa del partido de Ospina llegó en el minuto 77, cuando, en el intento de retrasar el comienzo del juego, fue amonestado por el árbitro, lo que conllevó su sanción. No podrá defender la portería napolitana este miércoles contra el Juventus, cuando en Nápoles jugará la décima final copera de su historia.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,057FansMe gusta
37,539SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img