spot_img

“Corremos el peligro de acostumbrarnos a la violencia”: Ángel  Garachana

Por:

Compartir esta noticia:

San Pedro Sula – El obispo de la diócesis de San Pedro Sula, monseñor  Ángel Garachana hizo un llamado a la conciencia de los hondureños ya que “corremos el peligro de acostumbrarnos a la violencia”, tras el asesinato con saña del padre José Enrique Vásquez.

Ya hay varios escenarios e hipótesis sobre la muerte del padre Enrique Vásquez y se ha avanzado mucho en las investigaciones, aseguró este viernes el director de la Policía Nacional, Gustavo Sánchez.

El sacerdote José Enrique Vásquez fue encontrado asesinado la noche del miércoles en el departamento de Yoro y trasladado en carácter de desconocido a la morgue sampedrana.

El presidente de la Conferencia Episcopal, en horas de la mañana denunció la desaparición del sacerdote en la zona norte de Honduras y por la tarde él mismo confirmó el hallazgo de su cuerpo en la morgue de esa ciudad industrial.

Garachana ofició la misa de cuerpo presente en honor al padre Vásquez donde recordó que en Honduras no se habían dado muertes de sacerdotes, tras lo sucedido en Los Horcones en el departamento de Olancho, Honduras, en junio de 1975.

En ese sentido, dijo que el asesinato del padre Quique causa más impacto, pero lo triste que la cultura de la violencia avanza en Honduras.
“Ojalá esta muerte, este impacto sea una sacudida y no acostumbrarnos a la violencia”, señaló.

Indicó que la cultura de la violencia tristemente avanza y se ha perdido el cuidado de la vida.

“Que esta muerte sea como un llamado fuerte empezando por las autoridades del gobierno, la policía de investigación, la sociedad, los medios de comunicación para que fomentemos una cultura de la paz”, arguyó.

Agregó que espera que pronto llegue ese día donde Honduras pueda vivir en paz.

“Hoy oramos por la familia del padre Quique, que el bálsamo del consuelo llegue pronto en esta irreparable perdida”, apuntó.

El padre Vásquez tenía 48 años, se ordenó como sacerdote hace 16 años y era el párroco de la Iglesia San José en el barrio Medina de San Pedro Sula.

Tras la misa de cuerpo presente sus familiares trasladarán sus restos mortales hacia el municipio de Santa Cruz de Yojoa para darle cristiana sepultura.

IR

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img