Tegucigalpa – El gobierno, a través del Instituto de Conservación Forestal (ICF), busca recuperar este año 50 mil hectáreas de bosque con la plantación de 3.5 millones de árboles, acción que cuenta con el apoyo de miles de voluntarios, desde los distintos niveles académicos hasta personal de instituciones privadas que se han sumado a este esfuerzo.

Al iniciar la época de lluvias el ICF ya definió la coordinación con estudiantes que realizan el Trabajo Educativo Social (TES) del nivel secundario y a nivel nacional con la empresa privada, organizaciones gubernamentales, iglesias, patronatos y grupos comunitarios organizados en las 12 regiones en el país, para emprender este esfuerzo con una entrega plena por los bosques de Honduras.