spot_imgspot_img

Comisionado DDHH: “Andamos mal por la falta de sistemas de salud y de educación”

Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, aseguró que en Honduras “andamos mal”, en comparación al resto de los países de la región, “por la falta de un sistema de salud y de educación”.
 

En declaraciones a la prensa, el titular del organismo humanitario aseguró que la salud y el derecho a la educación dependen de que haya o no haya un sistema de salud o un sistema educativo.

Explicó que un sistema consiste en diversos componentes que permiten que la sucesión ordenada de acciones lleven a la realización de un propósito de bien común y de bienestar nacional.

En ese sentido, expresó que siempre ha criticado y le ha pedido a los diferentes personeros políticos que se han desempeñado en ambas secretarías que se pregunten si en realidad “tenemos o no tenemos un sistema en materia de salud o un sistema en materia educativa”.

“Prácticamente podemos decir que andamos mal”, precisó el defensor de los derechos humanos.

Custodio se refirió al actual secretario de Estado en Salud que empezó por hacer “madrugones” y se presentaba a las instalaciones hospitalarias pero nunca se dio cuenta del desabastecimiento que había en los servicios de salud hospitalario, hasta que fue denunciado en un interesante trabajo de investigación periodístico.

“Prácticamente no lo había descubierto en sus visitas, lo cual no es nuevo porque en cada gobierno se dan estas crisis que lo convierten en un mal recurrente”, señaló.

Agregó que, en materia de salud, los que andan mejor en el Área son Costa Rica y Panamá, porque invierten casi 220 dólares por habitante en esa materia, El Salvador invierte unos 75 dólares y Honduras menos de 50 dólares.

Pero aún, si nosotros tuviéramos un personal más eficiente en los centros de atención médica, aunque invirtiéramos menos podríamos producir mejores resultados porque a veces no es la cantidad de dinero que se invierte, sino como se invierte, indicó.

Consultado sobre los factores que conspiran contra la salud en el país, Custodio, recordó que el organismo humanitario que dirige participó en los concursos de plaza que iban a ser asignadas y se detectaron algunas irregularidades como la existencia de plazas duplicadas y médicos que querían ser nombrados en plazas distantes de su lugar de residencia, como ocurre con educación.

Lamentó que hay una falta de empleo en el país y que el Colegio Médico debiera ser un poco más exigente, en cuanto al que ya tiene una plaza para que le de oportunidad al que está desempleado.

Además, cuestionó la falta de una verdadera estrategia de aprovisionamiento de medicamentos básicos que no pueden faltar en ninguna atención de pacientes.

Según Custodio, los problemas endémicos en salud no son resueltos por la falta de voluntad y la falta de valor para tomar decisiones por parte quienes las dirigen.

Mencionó que por años aquí ha habido control de la natalidad y la mujer pobre y otras, recibían una píldora que se llama del “Día Después”.

“Aquí voy hacer un reconocimiento público al ex presidente Zelaya que puso un veto presidencial al decreto del Congreso que prohibía el uso de la píldora”, opinó.

Añadió que el ex ministro de Salud Noé Villafranca giró un acuerdo ministerial saltándose por encima del veto presidencia y volvió a prohibir el uso y la comercialización de dicha píldora.

Comentó que al actual ministro de Salud le hizo ver el problema pero que éste lo estuvo haciendo llegar por más de un mes y medio con la promesa que lo esperara por una u otra razón y nunca resolvió nada.

“A mi alguien no me engaña sino que me miente, me estuvo haciendo llegar mes y medio y que lo esperara por esta y por la otra razón, ahora tenemos el pleito a nivel judicial, el Estado peleando contra el Estado, invirtiendo recursos y judicializando un problema nacional de salud reproductiva, causando gastos y quitándole tiempo a los magistrados que debieran estar ocupado en otras cosas”, expresó.

En lo que respecta a la materia educativa, es del criterio que Honduras se ha fijado un modelo impuesto y controlado por los gremios magisteriales que cada día exigen más pero cada día dan menos.

El ombudsman hondureño identificó como problemas de la educación, la burocracia del magisterio, la partidización del sistema educativo y la gremialización que hace que un sector magisterial tenga privilegios sobre otros.

En lo que respecta a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras aseguró que ha dejado de ser la máxima casa de estudios porque la educación superior es pésima.

Mencionó que los decanos de las facultades no mandan nada, son figuras decorativas y prácticamente lo que hay es una oligarquía sindical, una oligarquía docente y una oligarquía burocrática.

Así no vamos a salir adelante precisó, ya que los egresados de universidades privadas con niveles educativos superiores y buena calidad educativa se van a quedar con el mercado de trabajo.

“La oferta de trabajo será para ellos y aquí vamos a tener dentro de 20 años, si no corregimos esto, una sociedad polarizada entre profesionales bien formados y profesionales mediocres”, dijo finalmente el ombudsman hondureño.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img