Comienza último año del gobierno, con el reto de reconstruir y hacer frente a la pandemia

Tegucigalpa – El cuarto año del segundo mandato de gobierno, que inicia este miércoles, para el presidente Juan Orlando Hernández demanda de un sinnúmero de acciones para enrumbar el país, tras los devastadores fenómenos que marcaron el 2020 y cuyos efectos se prolongan con mayor acento en el 2021.

A la pandemia se le unieron los potentes huracanes Eta y iota que asolaron gran parte del país, y que también cobraron vidas.

– Una de las agravantes de la actual gestión gubernamental es el altísimo nivel de percepción de la ciudadanía sobre la corrupción en el manejo de los recursos públicos.

– La compra de los hospitales móviles, que aún no funcionan en su totalidad, siguen lastrando la gestión de Hernández en el tema de la pandemia.

– Existe poca credibilidad en el manejo de las arcas públicas, por lo que cambios en el gabinete serían una opción de intentar cambiar los resultados, coinciden expertos.

Siete años cumplió Hernández como jefe del Ejecutivo y el último -2020- fue el más duro para los hondureños por la pandemia de COVID-19 y los estragos de los huracanes Eta y Iota.

Más de tres mil 400 muertos por el virus y 142 mil contagios en 321 días de pandemia, según cifras oficiales, así como una segunda ola que mantiene al límite las atenciones en los hospitales públicos y privados es el gris panorama que enfrenta la nación.

A lo anterior se suman la incertidumbre respecto a la adquisición de la vacuna para contrarrestar el COVID-19. Las autoridades sanitarias anunciaron este martes que realizaron las gestiones pertinentes para vacunar por lo menos a 5 millones de personas en los próximos meses.

Las altas tasas de desempleo que oscilan cifras que van desde 600 mil a 1 millón de pérdidas de trabajo, el cierre de empresas, especialmente pequeñas y medianas, y el rosario de tributos que deben pagar las que sobrevivieron a las tragedias, no deparan tampoco un panorama esperanzador en el ámbito económico.

Todo ocurre en el año político, en el que el país se embulle en una especie de trance que no le permite ejecutar su vida normal y que en esta ocasión se agudiza porque las concentraciones representan focos de contagios en tiempos de pandemia.

Analistas consultados por Proceso Digital coinciden que un cambio de política en el manejo de la pandemia, así como invertir los recursos en la reconstrucción del país serán fundamentales para trazar mejores estadios de desarrollo en un país que sigue generando las denominadas caravanas migratorias.

Pandemia y corrupción

Pablo Carías

El analista Pablo Carías, dijo a Proceso Digital que el Gobierno hondureño tuvo que lidiar con la pandemia en el último año y esto aumentó la percepción de corrupción en el país.

Consideró que manejar la crisis sanitaria elevó los índices de corrupción.

Al respecto recomendó como beneficioso iniciar cambios en el actual gabinete de gobierno.

En ese sentido, sugirió incluir a los profesionales más adecuados en cada área en la que sean asignados.

Además -dijo- se debe nombrar una comisión realmente representativa de todos los sectores de la sociedad, en otras palabras un gobierno de integración de cara a los comicios de este año.

Resumió que el último año de gobierno se reduce a la gestión de la pandemia, la cual no muestra números positivos hasta ahora en Honduras.

Apreciación de reelección sigue pesando

Germán Leitzelar

De su lado, el abogado Germán Leitzelar en su condición de analista político señaló a Proceso Digital que la apreciación de la reelección sigue pesando y eso crea conflicto y división en la sociedad hondureña.

Reflexionó que muchos países ya cuentan con la reelección y eso indica que no es mala, pero en el caso de Honduras lo que pesa es la apreciación del concepto y cómo se hizo.

“La reelección es el conflicto fundamental que se ha dado en el país… en sí el problema no es la reelección, sino la apreciación que se tiene de la misma, muchos países tienen reelección, pero la forma en que se generó en Honduras es lo que ha desarrollado una situación conflictiva”, razonó.

Al respecto, caviló que lo que debe cambiar no es la forma de hacer política en Honduras, sino quienes se dedican a este oficio.

En Honduras prima la ambición al cargo público sin llevar un objetivo y una visión de los problemas nacionales.

“Aquí hay corruptos de uno y otro partido, pero para los miembros de un partido solo hay corruptos del otro lado”, criticó.

Sobre el año político, vaticinó un periodo de confrontación y refirió que el verdadero problema es la post-pandemia. “Este año es sumamente difícil y si no lo sabemos aprovechar y continuamos con una campaña política encaminada a engañar a las personas, la situación moral, ética y política del país va ir en deterioro”, zanjó.

Recuperar confianza de la ciudadanía

Mirna Flores

Consultada por Proceso Digital, la socióloga Mirna Flores señaló que el reto del mandatario hondureño es recuperar la confianza de la ciudadanía en un contexto adverso.

“El reto que tendría en recuperar un poco la confianza y resolver problemas inmediatos de demandas de empleos, generación de ingresos y quitar el sesgo político que ha caracterizado en las ayudas del gobierno”, declaró.

En ese sentido, la socióloga indicó que la mala gestión de la pandemia y el impacto de los fenómenos de Eta y Iota provocaron un deterioro en las condiciones de vida de la población que dejó de confiar.

Seguidamente, Flores consideró que la imagen de la caravana de migrantes mostró la desesperanza de los hondureños.

“Los problemas de gestión de los fenómenos que nos azotaron en 2020 y nos afectan en 2021 agravaron una situación de demanda de servicios, de empleos e ingresos en la ciudadanía”, expuso.

Recuperar la economía e institucionalidad

Filadelfo Martínez

Mientras, el analista Filadelfo Martínez apuntó que el desafío del titular del Poder Legislativo es iniciar con la recuperación de la economía ante los efectos de la pandemia y de las tormentas, así como evitar que la institucionalidad pública siga debilitándose.

“Es importante que se pueda asegurar la inversión en la recuperación de los efectos de los huracanes y en el manejo adecuado de la pandemia”, dijo en conversación con Proceso Digital.

Complementó que es importante que se maneje correctamente esta nueva parte de pandemia refiriéndose en la adquisición de vacunas.

Martínez puntualizó que la institucionalidad pública está debilitada y debe enfocarse en darle certidumbre a la población, habilitando espacios para la generación de oportunidades.

“Él perdió la credibilidad en gran parte de la sociedad hondureña y no va a poder recuperarla en lo que queda del período de gobierno, tiene poco espacio para convencernos a todos de sus buenas intenciones”, aseveró.

Un año de pocos logros

Efraín Díaz Arrivillaga

En opinión del analista nacional, Efraín Díaz Arrivillaga, el 2020 fue un año de pocos logros para el presidente Juan Orlando Hernández.

“Poco éxito con el manejo de la pandemia, falta de planificación y coordinación, sin ninguna dirección clara y con señalamientos del mal uso de los recursos, igualmente sucedió con el manejo de los fenómenos naturales que atacaron el país”, enumeró en plática con Proceso Digital.

Agregó que no se puede decir que fue un año de logros importantes, los principales problemas se han agudizado, el sistema sanitario está debilitado al igual que la agencia de gestión de riesgos que también se vio vulnerable ante los fenómenos.

La capacidad de respuesta ha sido insuficiente; si no fuera por las gestiones a nivel internacional y lo que hizo la misma población, la situación sería peor, “es por eso que para mí fue un año de pocos logros”, sostuvo.

“Se viene un año con repunte de la pandemia, con una recesión económica, con una vacuna que aún no está clara si llegará al país, salvo que la negociada en el Seguro Social sea aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, aseguró.

Reconstrucción del país

En cuanto a los cambios que deben de ocurrir en el presente año o las expectativas, dijo que es un tiempo político y casi todo estará centrado en las elecciones primarias y generales.

En ese sentido, manifestó que se debe de rectificar lo que se ha venido haciendo, organizar el enfoque de la pandemia con un equipo diferente y trabajar fuertemente en el Plan de Reconstrucción del país.

Indicó que se debe de lograr también un ambiente político transparente, que genere confiabilidad porque si no se volverá a vivir los mismos escenarios registrados en 2017.

“No estoy muy optimistas con los cambios que se deberían de dar en el rumbo que el país ha venido teniendo en los últimos años”, finalizó.

Lo + Nuevo

22,643FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte