spot_imgspot_img

Chile y Argentina aceptan divergencias sobre Honduras y realzan papel Unasur

Santiago de Chile – Los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Chile, Alfredo Moreno, aceptaron hoy en Santiago sus divergencias sobre Honduras y realzaron el papel de la Unasur en el conflicto entre Venezuela y Colombia.
 

Chile decidió el pasado 31 de julio reconocer al Gobierno hondureño de Porfirio Lobo, con el que la mayoría de países suramericanos, con la excepción de Colombia y Perú, aún no ha restablecido sus relaciones diplomáticas.

«Los amigos también tienen que saber que no en todos los temas pensamos igual y nos respetamos, y esa es la base del diálogo y hoy hemos conversado sobre ese tema», señaló Timerman al ser preguntado por esta diferencia de criterios.

«La Argentina tiene una posición, Chile tiene otra, pero el fondo es el mismo: todos queremos que en Honduras se respeten los derechos humanos y se respete el proceso de democratización», opinó.

Porfirio Lobo asumió el poder en Honduras en enero pasado, tras ganar los comicios de noviembre de 2009, convocados desde antes del golpe de Estado a Manuel Zelaya, en junio del mismo año.

Contra ese pronunciamiento militar, se manifestó con firmeza la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuyo tratado constitutivo aún no ha sido ratificado por el Parlamento chileno.

«Chile será parte de Unasur, pero desde el corazón y desde el afecto, ya es parte de Unasur», dijo Timerman.

En Chile recayó precisamente la primera presidencia pro témpore de Unasur, entre 2008 y 2009, que ahora está en manos de Ecuador.

El tratado sólo ha sido ratificado por los Parlamentos de Argentina, Bolivia, Ecuador, Guayana, Perú y Venezuela, lo que supone la mitad de los doce países miembros de la Unasur, organización constituida en mayo de 2008.

«Nosotros creemos que la Unasur es el gran motor de la integración en América Latina, que ha dado muestras ahora en la resolución pacífica del conflicto entre Colombia y Venezuela», añadió el canciller argentino.

El secretario general de la Unasur, Néstor Kirchner, medió en la crisis desatada después de que Colombia denunciara la supuesta presencia de guerrilleros colombianos en territorio venezolano, lo que llevó a una ruptura de las relaciones, recompuestas esta misma semana.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,154SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img