spot_imgspot_img

Cámara de Gessel aguarda el debate de las reformas penales

Tegucigalpa.- La incorporación de la cámara de Gessel en el Código Procesal Penal hondureño para poder ayudar a las víctimas de la violencia, en particular a los menores objeto de abuso sexual, sigue esperando el debate en la cámara legislativa, agobiada por las urgencias que demanda el clima de inseguridad ciudadana en el país.
 

En enero de este año, los parlamentarios indicaron que una de sus prioridades sería introducir reformas a los artículos 237, 331 y 262 del Código Procesal Penal relacionados con la protección de testigos, la reconstrucción de hechos y el interrogatorio a menores a fin de mejorar las investigaciones sin que caer en una re-victimización de las víctimas.
 
La preocupación en ese entonces de los legisladores se centró en los crecientes casos registrados en el país en cuanto a los delitos sexuales y de maltrato contra menores, algunos de cuyos casos han conmocionado al país y han dejado entrever la condición de vulnerabilidad en que se encuentra la niñez y la adolescencia en este país.
 
karen-motiñoKaren Motiño, gerente legislativa del parlamento hondureño, dijo a inicios de año al anunciar las nuevas prioridades legislativas, que en el caso de la niñez el Estado debe darle una atención especial y por ello la incorporación de la cámara de Gessel sería una de las reformas penales a las cuales los legisladores darían mayor importancia.
 
La cámara de Gessel es un mecanismo utilizado en el poder judicial para atender de manera prioritaria a personas mayores o menores de edad que han sufrido delitos sexuales o violencia doméstica.
 
Consiste en un espacio conformado por dos habitaciones divididas por un vidrio especial que permite ver desde una de las habitaciones lo que sucede en la otra, sin ser observado.
 
Un mecanismo contra la impunidad
Esta medida, de acuerdo a organismos civiles defensores de la infancia y de los derechos humanos, así como legisladores, permitiría avanzar mejor en los casos de justicia en contra de los abusos de menores para no exponer a los testigos a ser intimidados o amenazados por las víctimas.
 camara-de-gessel
En algunos países, la instalación de estas cámaras ha permitido a la justicia aplicar la ley siempre y cuando sea incorporada como prueba válida ante un juez y éste así lo considere y la misma esté basada en derecho.
 
La incorporación de la cámara de Gessel dentro de las reformas al Código Procesal Penal es parte de otra serie de iniciativas de reformas pendientes entre los legisladores en materia penal con el propósito de reforzar la aplicación de las leyes frente a la inseguridad.
 
El país cuenta con al menos 23 leyes solo en materia de seguridad, pero las mismas están siendo objeto de reformas casi a los tres meses de entrar en vigencia. Últimamente la prioridad en esta rama la han tenido las reformas al sistema penitenciario para controlar la extorsión que se producía desde las cárceles, el bloqueo de llamadas celulares, la limitación en el uso de la red de Wi-fi que facilita la comunicación por Internet, entre otras.
 
Lesiones, abusos y maltratos a grupos vulnerables
 
Pero en el caso de los abusos contra menores, la incorporación de la cámara Gessel puede volver a tener relevancia ante los últimos acontecimientos suscitados, en donde la muerte de menores, el abuso por maltrato y la llamada violencia intrafamiliar están dejando fuertes secuelas en diversos sectores del país.
 
Uno de los últimos registros que ha conmovido a la sociedad fue el crimen que un padre de familia en la zona norte del país cometió en contra de su bebé de tres meses, al asfixiarla cuando no pudo callar su llanto.
 
Ese hecho contra un menor se suma a otros más en los cuales la sociedad ha sentido repulsa, como lo ha hecho también en contra de los crímenes contra las mujeres, así como los casos de violencia doméstica e intrafamiliar.
 
El Observatorio de la Violencia de la UNAH, en su último reporte de 2014, señala que en materia de delitos sexuales y lesiones, señala que la Dirección General de Medicina Forense realizó 13,198 evaluaciones, de las mismas, las lesiones representan el 56.7 por ciento (7,477), las víctimas de delito sexual representan el 18 por ciento (2,370), las mujeres sufrieron agresión en un 17.4 por ciento que equivale a 2,301 casos.
 
Dentro de estos delitos sexuales y lesiones, 380 niñas y niños fueron evaluados por maltrato, asimismo 5.1 por ciento (670) de los requerimientos por determinación de edad y sexo y toma de muestra, entre otros, destaca el informe del Observatorio.
 
En el caso de los menores maltratados, las niñas resultaron ser las más afectadas, seguido de los niños. La edad comprendida entre los menores objeto de abusos destaca entre los 10 y 14 años.
 
En el caso de los menores objeto de lesiones, se registraron más de mil 500 casos, entre niños y niñas víctimas de violencia física. La fuerza física como una de las formas de corrección y castigo no debería ser una de las normas en Honduras, destaca el informe del Observatorio de la Violencia de la UNAH.
 
Estos hechos hacen que en cierta medida, el tema de incorporar o no la cámara Gessel sea un debate necesario dentro de las prioridades a las reformas al Código Penal y al Código Procesal Penal que piensan hacer los parlamentarios hondureños.
 

De momento, el fenómeno de la violencia de delitos sexuales, lesiones, violencia doméstica, violencia intrafamiliar y delitos contra la integridad corporal, está afectando duramente a menores, niñas y niños en las edades de 0 meses a 14 años.  Este es el otro desafío parlamentario en el contenido debate de las reformas penales.

 

 
spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,753SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img