spot_imgspot_img

Caída de redes afecta a 8.5 millones de cuentas en Honduras

Tegucigalpa – En Honduras cerca de 8.5 millones de cuentas en redes sociales fueron afectadas con la caída de las más populares redes sociales ocurrida este lunes adelantó en su reporte Honduras Verifica (www.verificahn.com), al referirse al desplome por más de seis horas en Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger a nivel global.

Hasta el 21 de enero de este 2021, en Honduras se registran 4.4 millones de cuentas de Facebook activadas, según Data Reportal de Hootsuit en un reporte al que tuvieron acceso Honduras Verifica y que compartió con Proceso Digital. Además, se estimó que hay 1.3 millones de cuentas de Instagram activas y 2.8 millones de Facebook Messenger. En total 8.5 millones de cuentas fueron afectadas por la caída de las redes sociales.

El experto Mario Cerna, investigador de Honduras Verifica, analizó que se trata de cuentas y no de personas porque siempre existe la posibilidad de que alguien tenga más de una cuenta.

En el caso de WhatsApp las investigaciones no son exactas. Honduras Verifica recoge datos que evidencian que en el país había hasta enero de 2021, cerca de 7.1 millones de teléfonos móviles, pero no se puede afirmar que todos usan esta herramienta de mensajería, ya que son 2.8 millones de hondureños los que se conectan a través de Facebook Messenger y otra cantidad se distribuye entre usuarios de Telegram, Signal y el popular WhatsApp, detalló Cerna en conversación con Proceso Digital.

Coincidencia

Hasta el 21 de enero de este 2021, en Honduras se registran 4.4 millones de cuentas de Facebook activadas.

Todo ocurre en medio de una crisis en Facebook, tras la filtración de informaciones y denuncias que develan partes opacas en el manejo del gigante global.

Pero un elemento a ponderar es que este “día de nevada” en el que se paralizaron estas redes sociales, coincide con los informes que han sido filtrado en los que señalan que Facebook gana mucho dinero permitiendo que los mensajes de odio, discriminación, desinformación y de incitación a la violencia se propaguen de manera fácil y rápida. 

Este tipo de mensajes promueve una mayor estadía/permanencia de los usuarios en la plataforma y de acuerdo con las denuncias, poco o nada hace la red social para frenar estos mensajes que ya han cobrado muchas vidas en varios países como los movimientos antivacunas (contra la COVID-19) que han encontrado espacios para difundir ampliamente sus mensajes.

Pero este mismo lunes, Facebook conoció que hasta mil 500 millones de datos de sus usuarios fueron puestos a la venta en una red de hackers, asestando un golpe a su seguridad cibernética.

Los datos fueron extraídos por la llamada técnica de “raspado” o “barrido” digital.

Son tres golpes que recibió en un solo día la empresa de Zuckerberg y que pondrán a prueba a su equipo de dirección, pero que también impactan al resto de las tecnológicas sometidas a presión política por Washington, temeroso del poder que han acumulado en la última década.

La acción se hizo sentir en Wall Street que reportó una baja en el índice de Dow Jones de 0.9 % y en la baja de 4.89 % en la cotización de Facebook. Su fundador Mark Zuckerberg vio reducida su fortuna en cinco mil 900 millones de dólares.

Migrantes y sus redes

Honduras, un país con una migración activa que mantiene extra-fronteras a por lo menos un millón y medio de catrachos, es justamente las redes sociales el vínculo que les une de forma constante.

Pero cuando Facebook anunció que se complacía en informar que estaba volviendo a estar en línea, eso representó una bocanada de aire fresco para millones de usuarios en el mundo y particularmente en Honduras, porque es la red social más popular, en un país con una migración activa que mantiene extra-fronteras a por lo menos un millón y medio de catrachos, es justamente esta red el vínculo que les une de forma constante.

Así dijo Yamileth Carías, una empleada del sector de las telecomunicaciones, que tiene a cinco hermanas radicadas en Miami, Florida y que se comunica con ellas a diario vía WhatsApp y que extiende esas líneas de relación en su cuenta de Facebook. Comentó que justo este lunes llegó al país un sobrino al que debía recoger en la terminal aeroportuaria pero la suspensión del WhatsApp dificultó el reencuentro.

En Honduras por lo menos 4.4 millones de usuarios tienen una cuenta en Facebook mientras que en Instagram los usuarios superan el millón 300 mil, de acuerdo al Digital Report a enero de este 2021.

Afectó los saludos de los jubilados

Para la doctora Ivin Perdomo, el WhatsApp es una herramienta que usa de forma permanente para comunicarse con sus tres hijos que viven en otras ciudades e incluso en otros países.

La odontóloga Miriam Bueso dice que a ella y a su esposo, también odontólogo y ambos jubilados, dice que la caída de las populares redes les afectó en relación con la costumbre de saludar e intercambiar opiniones y conversaciones con sus amistades pero que en general no varió sustancialmente su rutina.

Similar opinión expresó el angiólogo Darío Hipp, mientras que el ingeniero Elmer Perdomo, dijo que no extrañó las redes ya que su día giró en actividades que no le permitían estar conectado a las mismas, como lo hace en sus momentos de esparcimiento. Tanto el doctor Hipp como Elmer Perdomo gozan de su retiro laboral y ambos dijeron que las redes les sirven para mantenerse en contacto con amigos, familia y rememorar pasajes de vida.

En tanto Carlos Lanza, un trabajador industrial calificado que tiene su empresa en la norteña San Pedro Sula dijo que la caída de redes sociales tan usables en su entorno, sí le afectaron laboralmente porque le sirven para intercambiar información calificada y tomar el pulso a su rubro. Igualmente expuso que, en el plano personal, aunque las usa, -, “nadie se muere por no tenerlas, eso es mentira” refrendó.

Para la doctora Ivin Perdomo, el WhatsApp es una herramienta que usa de forma permanente para comunicarse con sus tres hijos que viven en otras ciudades e incluso en otros países. En su entorno laboral en el que atiende diariamente a decenas de pacientes, la relación es directa y presencial.

Jóvenes, los multiplataformas

Pero los jóvenes profesionales hondureños consultados por Proceso Digital, no se sintieron afectados por la interrupción de servicios ya que en su mapa mental fácilmente trasladaron sus comunicaciones al correo electrónico, Telegram, Teams, entre otros.

Ellos dijeron coordinar sus trabajos por múltiples plataformas, aunque en algunos casos, admitieron que sus padres y personas mayores en su entorno, son quienes se comunican con ellos a través de las afectadas con la caída.

Emprendedores

Para vendedores de comida en sus pequeños emprendimientos, los repartidores de paquetes y encomiendas, este lunes representó una negra jornada para sus economías.

Los emprendedores y trabajadores hondureños que, especialmente durante la pandemia han creado espacios de comunicación para promocionar y vender sus productos, recibir pedidos y programar entregas, dijeron haber sido directamente afectados con la caída de las más populares redes sociales.

Vendedores de comida en sus pequeños emprendimientos, los repartidores de paquetes y encomiendas, los que venden ropa, zapatos y productos de higiene entre una variedad de ofertas, dijeron a Proceso Digital que este lunes representó una negra jornada para sus economías.

Prácticamente, dijo Johana Zúniga, se bloquearon los pedidos de almuerzos que su clientela les hace en el sector de la colonia Kennedy, donde opera su pequeño negocio en el que genera tres empleos.

Políticos silenciados

Uno de los primeros en aparecer fue Salvador Nasralla, que posteó información sobre su programa X – 0 da Dinero, así como de su agenda política.

Las redes sociales se han convertido en las plataformas donde la clase política hondureña concentra su información, pero este día Instagram, Facebook, Messenger y WhatsApp estuvieron fuera de servicio por más de siete horas debido a fallas  (DNS) registrada a nivel mundial.

Se vieron afectados los medios de comunicación, funcionarios públicos, instituciones estatales y privadas, organismos de sociedad civil, así como  de la clase política, que usan las redes sociales para informar de sus actividades, además se hacen denuncias y convocatorias.

De esta manera, la única red social que funcionó correctamente fue Twitter, entonces se convirtió en la plataforma más usada por los usuarios para saber qué es lo que estaba pasando alrededor del mundo con respecto a Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp.

En el periodo en que las redes sociales hubo como silencio al tema político en Honduras, que se encuentra a 54 días de celebrar sus elecciones generales, y que las plataformas sociales son ahora la nueva modalidad para promocionarse.

Uno de los primeros en aparecer fue el candidato presidencial por el Partido Salvador de Honduras (PSH) Salvador Nasralla, que incluso posteo información en Facebook e Instagram que tenía pendiente difundir sobre su programa X – 0 da Dinero, así como de su agenda política.

Fue hasta la noche de este lunes que la candidata de Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro de Zelaya, apareció para publicar en redes sociales que por recomendación médica debía suspender sus actividades políticas por un periodo de una semana.

En las redes sociales de los demás candidatos como Nasry Asfura del Partido Nacional, Yani Rosenthal del Partido Liberal, entre otros, no registran ninguna publicación en este día, cuando ellos diariamente publican su información como sus actividades políticas.

Thelma Mejía.

La tecnología no es perfecta

La periodista Thelma Mejía, jefa de la unidad de investigación de Televicentro, dijo a Proceso Digital que la tecnología no es perfecta y hay que aprender a utilizar más herramientas para llevar la información a la población.

Sostuvo que los periodistas se han acostumbrado a las redes sociales para saber cómo se está moviendo la información, las tendencias, los temas y para comunicarse con los compañeros para asignaciones.

En ese sentido, indicó que se ha sentido un vacío, una orfandad informativa desde el uso de las tecnologías, en este caso las redes sociales para la información.

Asimismo, señaló que particularmente sintió un bajón de presión en el uso de las redes, por lo que aprovechó el tiempo para mayor concentración en temas de fondo.

“Esto nos enseñó a no renunciar a los medios tradicionales de hacer periodismo, como el uso del correo, haciendo llamadas y con Telegram, porque la plataforma de Zoom también presentó problemas”, manifestó.

Orfa Mejía.

Bloqueo de la comunicación

Por su parte, la periodista Orfa Mejía, editora de Opinión de diario El Heraldo, dijo a Proceso Digital que pese a que las redes sociales tuvieron problemas, el internet siguió activo por lo que fue aprovechado de su parte para sacar su trabajo.

Señaló que la caída de las redes sociales afectó la comunicación que tiene con los compañeros y el medio en el que trabaja principalmente en este momento de teletrabajo, por lo que se vio bloqueada la comunicación con el WhatsApp.

En ese sentido, dijo que se tuvo que hacer uso de la llamada telefónica o el mensajito.

Agregó que el sector más golpeado con la caída de las redes sociales fueron los jóvenes.

Claudia Almendares.

WhatsApp una herramienta indispensable

Claudia Almendares, periodista de Telesistema Informativo (TSI), dijo a Proceso Digital que para el periodista WhatsApp se ha convertido en una herramienta indispensable para informarse.

“Con la caída de las redes sociales sufrida hoy nos dimos cuenta de lo indispensable que es para la inmediatez al momento de ir a cubrir un hecho”, manifestó.

Agregó que la comunicación no fue tan fluida como se quisiera, pero que también existen otras redes que sirvieron para mantener la comunicación como el Telegram y el correo electrónico.

Asimismo, dijo que retornó al mensajito de texto y a las llamadas.

Mariel Arteaga.

Interacción con el público

La periodista de Hable Como Habla (HCH), Mariel Arteaga, dijo a Proceso Digital que el mayor problema que presentaron fue la interacción con el público.

“En lo personal me siento desactualizada completamente, porque para nosotros las redes sociales son una herramienta importante y ha afectado la información que viene de las fuentes no oficiales que son nuestro público”, sostuvo.

Agregó que internamente ellos trabajaron con Telegram, pero que esta red social no todos la usan como el WhatsApp.

Roger García.

Caída de redes limitó el trabajo 

Mientras que el periodista de Radio Globo, Roger García, sostuvo a Proceso Digital que la caída de las redes sociales limitó su día laboral.

“Nosotros todo lo manejamos a través de WhatsApp y ante la caída me quedé con todo el material de trabajo, intentamos trabajar con Telegram pero también estaba saturado”, manifestó.

Agregó que no todo el tiempo ellos pasan las notas en vivo, sino que se graban y se manda el material y esto se hace a través de las redes.

Sostuvo que la caída de las redes sociales limitó su trabajo en un 80%.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img