spot_imgspot_img

Beneficiarios de Vida Mejor agradecen al presidente Hernández por no dejarlos solos

Juticalpa (Olancho)- Más de 150 beneficiarios, de un total de 30 familias de Juticalpa que perdieron sus casas en las lluvias que azotaron el país en septiembre de 2017, recibieron hoy con alegría y agradecimiento al presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, quienes los visitaron en el proyecto habitacional del sector de la colonia Margarita #5.

Las familias residentes en el proyecto lo perdieron todo durante las inundaciones, pero hoy disfrutan de una nueva vida en las casas construidas en cumplimiento de la promesa que el presidente Hernández les hizo cuando los visitó en un albergue el año pasado.  

Una de las personas favorecidas con una vivienda de Vida Mejor, que consta de un ecofogón, filtro de agua, pila y letrina, es Gilberto Juárez, quien fue visitado por la pareja presidencial y es un ejemplo de lucha, pues, a pesar de haber perdido su casa, hoy tiene un exitoso negocio de venta de golosinas, frutas, verduras y carnes.

“Soy vigilante, trabajo en un proyecto en la municipalidad de Juticalpa y, a la vez, con la ayuda de mi esposa tengo una pulpería con la que mantenemos a mis cinco hijos “, exteriorizó Juárez.

Durante el diálogo con Juárez, el mandatario se comprometió a apoyarle para hacer crecer su negocio a través de Banca Solidaria y también a proporcionarle una beca del programa Honduras 20/20, a su  hijo Jackson Juárez, de 13 años, quien cursa el séptimo año en el Instituto 1 de Mayo.

Más hogares favorecidos

Otro de los hogares beneficiados por Vida Mejor es el de doña Alba Díaz, casada y con tres hijos, quien apuntó que “ya no vivo en zozobra, pensando que mi casa se va a inundar. Acá lo tengo todo”.

“Mi esposo es albañil  y yo, ama de casa; estamos agradecidos con el presidente porque tenemos un lugar seguro para vivir”, agregó Díaz.

Seguidamente, doña Doris Figueroa, también beneficiaria, le expresó a la pareja presidencial que “soy una joven madre de 31 años; tengo cuatro hijos y soy ama de casa. Junto con mi esposo, que se encarga todos los días de vender pan en las calles de Juticalpa, sacamos adelante nuestro hogar”.

“Lo que el presidente Hernández dice, lo cumple. Cuando nos visitó  el 27 de septiembre en el albergue de los bomberos, nos dijo: ‘¿quieren irse de acá y tener una nueva casa?’ Todos dijimos alegres que sí, y meses después ya teníamos nuestras viviendas”, resaltó Díaz.

De igual modo, don Álvaro Zapata Ruíz, viudo y con dos hijos, relató que después de haber perdido su casa en el barrio Rivas Montes siempre tuvo la esperanza de poder volver a empezar.

“Dejé todo en manos de Dios y Él me dio respuestas; así como tomé como palabra de honor lo que usted nos dijo, presidente, que íbamos a tener casas dignas para no sufrir más en tiempos de invierno con las lluvias que nos llevaban todo”, puntualizó Zapata Ruiz.

También recibió la inesperada visita del presidente Hernández y la primera dama don Rigoberto Flores, de 43 años, quien quedó con una limitación física producto de una bala perdida, y que pese a estar en silla de ruedas tomó de su adversidad una oportunidad para salir adelante con su negocio de venta de naranjas y, ocasionalmente, afilando cuchillos en los restaurantes de Juticalpa.

“Presidente, ella es mi mamá (Laura Flores Carías), y junto a mis hijos, tratamos de salir adelante. Le agradezco por mi casa; por la intervención de Honduras para Todos y por mostrarse dispuesto a apoyarme con Banca Solidaria para sacar adelante mi hogar”, destacó Flores.

Para finalizar la visita, la pareja presidencial, en compañía del ministro de Desarrollo e Inclusión Social, Reinaldo Sánchez, y del alcalde de Juticalpa, Huniberto Madrid, sostuvieron un diálogo con las familias favorecidas con sus viviendas y beneficios sociales de Vida Mejor.

El gobernante externó que “les hemos entregado estas casas, pues ustedes tienen dignidad y deben de vivir en lugares seguros, no esperando con temor las lluvias de invierno”.

Hernández añadió que todos los programas sociales llegarán de manera agresiva a esta localidad, entre ellos Crédito Solidario, Cría de Especies Menores, Mejores Familias y Becas 20/20  para los niños y jóvenes.

“¿Cuándo llegué al albergue en los bomberos, ustedes creyeron que les iba a construir sus casas?», consultó el mandatario, y al unísono los pobladores manifestaron con voz fuerte: «Sí, presidente”.          

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,055FansMe gusta
37,550SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img