spot_imgspot_img

Altas expectativas en Semana Santa, tras dos años de inactividad y números rojos

Por:

Tegucigalpa (Por Alejandro García) – Tras dos años de restricciones por la pandemia de COVID-19, la Semana Santa regresa con altas expectativas de movilización de veraneantes y tradiciones religiosas que deriva en un mayor derrame económico durante el asueto veraniego.

– Más de 30 mil personas están diseminadas en 1 mil 393 puestos de control en ejes carreteros y centros turísticos para asistir a los veraneantes.

La percepción de la Semana Santa en la mayoría de la población implica salir a las playas a bañarse, relajamiento y movilización, aunque, también están las actividades religiosas en conmemoración de la muerte y resurrección de Jesucristo.

Este domingo las actividades religiosas han sido pronunciadas en todo el país. La feligresía católica asistió con devoción al inicio de las celebraciones del Domingo de Ramos.

Tras dos años de interrupción, las actividades religiosas volvieron estar abiertas para los feligreses.

Por dos años consecutivos, la Semana Santa no se ha desarrollado normalmente en los dos ámbitos, tanto religioso como turístico, por los embates de la pandemia de COVID-19.

En 2020, la pandemia era muy reciente en el mundo y todo tipo de actividades fueron canceladas. Mientras que en 2021, hubo desplazamientos aunque restringidos, mientras que la iglesia continuó con sus prohibiciones por la emergencia sanitaria.

Hay que remontarse hasta el 2019, cuando se tuvo una Semana Santa normal en Honduras, por lo que para esta ocasión, se estima que las expectativas sean mayores a los últimos dos años.

Las terminales de buses ya lucen aglomeradas.

Sin embargo, la situación económica actual de los hondureños no es la óptima, debido a que enfrentan elevados precios de los combustibles y por consecuencia lógica en los productos de la canasta básica.

Adicionalmente, el COVID-19 sigue vigente en Honduras como en el mundo con bajas cifras de vacunados, e incluso el gremio médico advierte de un alza de casos por el relajamiento de medidas de bioseguridad y la presencia de la subvariante BA.2.

No obstante, la industria del turismo, uno de los rubros más golpeados por la pandemia, espera que la cifra de veraneantes deje un derrame económico similar a 2019, aunque los más escépticos aseguran que tendrán que pasar varios años para alcanzar esa derrama.

El inicio de la Semana Santa estuvo marcado por la alta afluencia de personas en las iglesias para el Domingo de Ramos.

Tal como se esperaba que para la Semana Mayor la Iglesia reanudara sus actividades religiosas, este domingo la celebración del Domingo de Ramos estuvo marcada y con alta afluencia de feligreses. Estos actos dan paso a las procesiones, penitencias y otros actos tradicionales como las alfombras.

(Leer nota) Caballeros del Santo Entierro confirman procesiones en Tegucigalpa durante Semana Santa

Llegar a cifras de 2019

Con la llegada de la pandemia, el turismo se vio perjudicado severamente durante dos años, en 2021, la industria operó con restricciones durante la mayor temporada del año.

Las restricciones de circulación, operación, el temor al contagio y la baja cifra de vacunados fueron factores para que el turismo registrara números bajos para el año anterior.

Las expectativas resurgen para estas vacaciones en vista que la mayor parte del sector público tendrá asueto toda la semana, mientras los privados laborarán hasta el miércoles al mediodía. Otro punto a considerar es que el gobierno pagará salarios atrasados a miles de empleados, los que podrán contar con los recursos para sus desplazamientos.

Más de un millar de puntos de control habrá en todo el país durante el asueto de Semana Santa.

La Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm), lanzó desde el pasado viernes un operativo de control y seguridad que se desarrollará durante esta Semana Santa en los principales ejes carreteros y sitios turísticos a nivel nacional.

Bajo el eslogan: “Tu seguridad es nuestra prioridad”, la operación cuenta con la presencia del recurso humano y voluntario de las 23 instituciones que conforman el organismo de prevención.

El plan tiene como objetivo salvaguardar la vida de los hondureños con más de 30 mil personas trabajando en los 1 mil 393 puntos de control y seguridad que están diseminados en todo el país.

Algunas instituciones ya iniciaron a rescatar personas.

Entre el equipo humano que se despliega en el operativo hay policías, soldados, socorristas, bomberos, rescatistas, personal de Copeco, que trabajarán sin descanso para que el pueblo disfrute de sus vacaciones de verano.

Según las cifras oficiales, la Semana Santa de 2021 dejó una derrama económica de mil millones de lempiras con una movilización de 600 mil personas.

Para el 2019, 3.7 millones de turistas se movilizaron por el territorio hondureño durante la Semana Santa, según datos de la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm).

Para el integrante de la Asociación de Pequeños Hoteles de Honduras (Hopeh), Roberto Oseguera, será difícil volver a los números de 2019 por la crisis económica y el impacto del precio de los combustibles por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Roberto Oseguera, miembro de la Hopeh.

“Hoy no vamos a alcanzar de repente esa actividad de 2019 por el tema de los combustibles y costos, pero sí habrá un derrame importante”, confió en plática con Proceso Digital.

En ese sentido, no descarta que por el elevado precio de los combustibles, algunas personas opten por movilizarse a sitios turísticos más cercanos al lugar de su residencia, aunque siempre entrarán en la categoría de movilizados.

(LEER) Capitalinos comienzan a abandonar la ciudad en inicio de Semana Santa 2022

Estimaciones

Según la industria del turismo, se espera una movilización de más de tres millones de personas por el territorio hondureño y que deje una derrama económica de al menos cinco mil millones de lempiras.

Roberto Oseguera, de la industria de los hoteles pequeños, comentó que desde antes de Semana Santa se está reportando una buena cantidad de personas desplazándose a lugares turísticos como el municipio de Tela y otros sitios paradisiacos del norte del país que reportan ocupación llena para estas vacaciones de verano.

Detalló que las expectativas de la ocupación hotelera en el Lago de Yojoa son del 95 %, con posibilidades que algunas alcancen el 100 %.

Algunas playas ya empiezan a recibir a varios veraneantes que desean de disfrutar la Semana Santa.

Para municipios como Tela y Omoa, que cuentan con playas, las previsiones son del 90 %, 85 % para Comayagua y Gracias (Lempira), en tanto 80 % para los municipios aledaños a la capital hondureña.

Mientras que para la ciudad de Tegucigalpa, las expectativas de la ocupación hotelera se reducen a un 20 % por el desplazamiento de sus ciudadanos.

Oseguera destacó que el sector turismo contribuye a un 8 % del Producto Interno Bruto (PIB) de Honduras.

Además, el presidente de la Hopeh, señaló que para la Semana Santa la planilla de empleados aumenta unos 20 mil porque se ocupa más personal de limpieza, de cocina, meseros, camareras y otros.

Por otro lado, destacó que para la semana de mayor desplazamiento de personas durante el año, el rubro prepara diversos paquetes y algunas actividades para promocionar y atender a los turistas.

Aumento de desplazamientos

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo en Honduras (Canaturh), Michael Wehmeyer, anheló que para la Semana Santa se registre un incremento en la movilización de turistas.

Michael Wehmeyer, presidente de Canaturh.

“Esperamos tener un aumento de los movimientos que teníamos anteriormente que era de 600 mil turistas, esperamos que se crezca un 25 % más para llegar a unos 800 mil turistas”, dijo Wehmeyer a la prensa.

Agregó que las expectativas del derrame económico son de cinco mil millones de lempiras.

Señaló que la buena cantidad de hondureños con dos o tres dosis de la vacuna contra el COVID-19 y la normalización son síntomas para que la cifra de Semana Santa sea buena.

Wehmeyer clamó a la población hondureña que cuando se movilice lo haga de forma ordenada y responsable.

También invitó a los turistas que planean movilizarse pero no se han vacunado, asistir a un centro para recibir su dosis. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img