spot_img

Alertan de cortes de energía, mientras anuncian mesa intersectorial

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – A partir de abril, mes que inicia la época de calor en Honduras, también será el inicio de los constantes racionamientos o interrupciones de energía, que serán inminentes ante la demanda del servicio y la poca capacidad de generación y potencia.

– Expertos señalan que abril, mayo, junio y julio serán los meses críticos, donde los racionamientos serán inevitables.

– Negociar en el mercado regional potencia de energía, así como el ahorro de la población son las medidas recomendadas.

Estas interrupciones de energía sucederán por la falta de inversión en energía firme y potencia para cubrir la demanda de la población hondureña en las horas pico del día.

Las predicciones de apagones hechas por expertos consultados por Proceso Digital reflejan la crisis que impera en el sector energético.

Con la entrada del verano, se incrementan los usos de los dispositivos refrigerantes como ventiladores y aires acondicionados en los hogares para paliar la calor, sin embargo, provoca una mayor demanda de energía que no puede ser abastecida.

Ante este posible escenario, los expertos consultados señalan que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) determine interrumpir el servicio en horas pico para poder equilibrar la demanda.

Falta de contratación de 450 MW

Los expertos concluyeron que los racionamientos ocurrirán porque el país no llevó a licitación pública internacional los 450 megavatios necesarios para la generación.

El año pasado, las instituciones encargadas del sector energético anunciaron el proceso de licitación pública para la contratación de 450 megavatios de potencia firme y energía asociada.

Debido a la disminución en el caudal de los ríos, las centrales hidroeléctricas reducen la producción eléctrica.

Sin embargo, dicho proceso de licitación nunca ocurrió y el país no tendrá la capacidad de generar energía para paliar la demanda en las horas pico, especialmente de noche.

Incluso, el experto en temas energéticos y asesor del COHEP en la materia, Salomón Ordóñez, advirtió que ya no hay tiempo para contratar estos 450 megavatios porque la compra sería más cara que en el mercado competitivo.

Alertó que está situación se extiende para el 2023 porque la anterior administración del gobierno nunca llevó a licitación los 450 megavatios necesarios.

Racionamientos dependerán de la temporada

El exgente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), José Manuel Arriaga Yacamán, señaló que las interrupciones en el verano dependen de la intensidad del calor.

El exgerente de la ENEE, Manuel Arriaga Yacamán.

Mencionó que para abril ocurrirán una combinación de factores que reducen la generación de energía, mientras la demanda aumenta por la temporada de calor.

Arriaga Yacamán explicó a Proceso Digital que las eólicas bajan sustancialmente su generación porque en esos meses no hay viento, mientras que las hidroeléctricas también reducen su caudal y, consecuentemente la producción eléctrica.

Asimismo, comentó que los ingenios azucareros finalizan sus zafras en verano y con ello también la generación eléctrica que aportan al sistema.

“Con un poquito de calor que hizo la demanda llegó a mil 700 megavatios, después de Semana Santa, la demanda se va incrementar arriba de mil 700”, manifestó el experto.

En ese sentido, indicó que esa situación conlleva un déficit de generación y potencia.

El exgerente de la ENEE añadió que otro factor que influye es que las líneas de transmisión están al límite de su capacidad, igualmente, hay lugares donde no se puede suministrar toda la energía porque no se puede transformar de alta a media tensión en las subestaciones y transmitirlas por distribución.

6:00-9:00 pm, horas críticas

Se advierte que las interrupciones ocurrirán desde las 6:00 hasta las 9:00 de la noche, las horas de mayor demanda de energía de la población hondureña.

El exgerente de la ENEE indicó que durante el día existan dos horas picos de mayor demanda: 12:00 del mediodía y 6:00 de la noche.

Expertos prevén que las interrupciones de energía sucederían desde las 6:00 hasta las 9:00 pm.

No obstante, enfatizó que al mediodía la demanda es cubierta con 500 megavatios de generación solar en la zona sur.

Sin embargo, esa situación no sucede a las 6:00 pm cuando  no hay generación solar y simultáneamente la demanda aumenta.

“A las 6:00 no tienes la generación solar y se compra energía en la interconexión hasta un máximo de 150 en Guatemala porque no lo permite el sistema interconectado del país”, indicó

Apagones de abril a julio

Mientras que el asesor energético del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Salomón Ordóñez, vaticinó que las interrupciones de energía ocurrirían desde abril hasta parte de julio.

Asesor energético del Cohep, Salomón Ordoñez.

“Como asociación de productores de energía hemos determinado que habrá desabastecimiento de energía en los meses de abril, mayo, junio  y parte de julio”, estimó.

Predijo que los apagones sucederán de lunes a viernes en la noche entre las 5:00 – 9:00 pm.

Analizó que esos meses es la parte más fuerte del verano que requiere mayor uso del aire acondicionado entre las familias más la reducción de producción de energía eléctrica.

Ordóñez indicó que ya no se tendrán los 200 megavatios de energía que generan los azucareros cuando concluya la cosecha de zafra.

Adicionó que la mayoría de los caudales de los ríos caen drásticamente durante el verano por ser una época seca provocando la reducción del 50 % de la producción de las plantas hidroeléctricas.

El asesor energético lamentó que en dos años no ha habido inversión en el sector energético.

Alertó que si no se contrata energía firme, este escenario ocurrirá en 2022, 2023 y 2024.

Si no se instalan nuevas plantas, claro que van aumentar los racionamientos, exteriorizó Ordoñez.

Racionamientos podrían empeorar

A criterio del experto en temas energéticos Mario Rubén Zelaya, las interrupciones de energía durante el verano no son nuevos, aunque no descartó que empeoren.

Mario Rubén Zelaya, experto en temas energéticos.

“Es posible que empeore, no es nuevo, ha pasado en los últimos 10 años”, comentó a Proceso Digital.

Señaló que zonas como La Ceiba, Juticalpa y el occidente de Honduras han sufrido racionamientos de energía desde hace 10 años.

Zelaya dijo que se debe revisar si se seguirán afectando las mismas regiones o se extenderá a las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula a partir de abril.

Recomendó hacer bloques de consumo en el sector residencial en las horas pico y monitorear el comportamiento del sector productivo.

Medidas

Los expertos concuerdan que una de las medidas para paliar los apagones sería la compra de energía y potencia requerida en el mercado eléctrico regional para que esté disponible en horas de la noche. Se deben identificar los megavatios y cuánto está disponible.

Incluso han propuesto que la población hondureña debe hacer su parte de ahorrar energía en realizar actividades que requieran de energía en otras horas.

Ejemplifican que planchar ropa más temprano, hacer la comida en otras horas, para que los usuarios finales limiten la potencia máxima  que se requiere en el sistema.

Una de las medidas de ahorro que proponen los expertos es hacer la comida en otro tiempo y no en horas pico.

Sin embargo, reconocen que la opción del cambio de hábito en los usuarios es compleja porque requiere de acuerdos y mucha responsabilidad de la población.

Los nuevos responsables de la ENEE no han señalado cómo enfrentarán este problema y adelantaron que crearán una mesa nacional para resolver los problemas estructurales de la empresa.

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img