Por:

Xiomara Castro promete Misión Anticorrupción, consultas populares, derogar ZEDEs y energía gratis

Tegucigalpa (Por Jorge Sierra) – La presidenta de Honduras, Xiomara Castro durante su discurso de asunción a la Presidencia, prometió instalar en el país una Misión Anticorrupción Internacional y la realización de las consultas populares, así como energía gratis a pequeños consumidores y subsidio a los combustibles.

– Terminado su discurso duramentó en masa a todos los integrantes de su gabinete de gobierno.

– Anunció la entrega del proyecto de decreto que deroga las ZEDEs, mismo que fue elaborado por la diputada Maribel Espinoza.

– Exclamó: “No más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, no más sicariato, no más narcotráfico, no más crimen organizado”.

– Dijo que la Policía será preventiva, comunitaria, disciplinada y fraterna.

En un discurso que duró 44 minutos, la presidenta de Honduras desglosó algunas medidas que ordenó de forma inmediata para arrancar con su gobierno de cuatro años.

Estado en bancarrota

Luego de saludar a todas las delegaciones asistentes al Estadio Nacional al evento de toma de posesión de su gobierno, Castro afirmó que recibe un país en bancarrota.

“El Estado de Honduras ha sido hundido estos últimos 12 años y lo recibo en bancarrota. El país debe de saber qué hicieron con el dinero”, discursó.

Prometió que su administración no continuará con la vorágine de saqueo que ha sufrido el país en las última década. “Debemos arrancar de raíz la corrupción de los 12 años de dictadura, tenemos el derecho de refundarnos sobre valores soberanos, no sobre la usura y el agiotaje”, indicó.

La mandataria ofreció un esperanzador discurso en su toma de posesión.

Refirió que la catástrofe económica que recibe no tiene parangón en la historia del país y la misma se refleja con un aumento del 700 % de la deuda. La pobreza se incrementó al 74 % para convertirnos en el país más pobre de América Latina.

Castro dijo que esas condiciones derivan en las caravanas de miles de personas que de todas las edades huyen para el norte del continente en busca de mejores condiciones de vida.

Presupuesto y deuda

Lamentó que los altos intereses en el pago de la deuda consumen el 50 % de los ingresos del Presupuesto General de la República. En los últimos 12 años subió el saldo de la deuda interna de 20 mil millones a 179 mil millones (700 %), mientras la deuda externa de 37 mil millones subió 157 mil millones (319 %).

La gobernante Castro apuntó que el Estado no tiene la capacidad para sostener la deuda que está heredando, “es prácticamente imposible cumplir con los vencimientos de la deuda, la única forma es un proceso de restructuración integral mediante un acuerdo con los acreedores privados y públicos”.

Refirió que el Presupuesto General se desglosa en 38 mil líneas y comprende 393 objetos de gasto para 101 instituciones. La mayor parte del presupuesto se destina al pago de sueldos y salarios de los 210 mil empleados públicos, 152 mil trabajan en la Secretaría de Salud, Educación, Defensa y Seguridad.

“La pregunta que nos hacemos es ¿A qué cantidad de gente llega este presupuesto? ¿Al servicio de quien está? ¿Quién lo audita y su ejecución?”, cuestionó.

Prometió seguridad para expresar ideas sin represalias para nadie.

Agujero de la ENEE

Sobre la situación de la ENEE, dijo que es una mancha que le deja la dictadura y un agujero fiscal de dimensiones insalvables a corto plazo.

Denunció que las opciones que le han presentado los organismos financieros es contratar más deuda, no para salvar a la ENEE, sino para salvar a los proveedores de la estatal energética.

“Contratar más deuda para el pago de los generadores de energía sin un programa de emergencia energética, lo que equivale a convertirse en cómplice de la usura y el agiotaje legalizados con contratos lesivos al interés nacional”, desglosó.

Desglosó que su antecesor organizó la Secretaría de Energía y el Centro de Despacho, donde los representantes son nombrados por los que venden la energía, “es decir son juez y parte, en el ODS (Operador del Sistema) y CREE. Partieron en tres pedazos la ENEE y dieron la administración en tres fideicomisos, otorgaron un contrato oneroso de medición y de reducción de pérdidas que más bien las aumentó”.

Reveló que las pérdidas por robo en la ENEE alcanzan más del 38 % y el impacto en el flujo de caja es de más de 10 mil millones de lempiras anuales (450 millones de dólares).

Fustigó que convirtieron al Estado en opresor y violador a los derechos humanos.

Recordó que se destituyeron abruptamente a cuatro de los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para poder aprobar el proyecto de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDEs).

Catalogó la última década como “la década corrompida” en la historia de Honduras.

Puntualizó que “pero no vine hoy a elaborar un relato cargado de quejas, ni a deducir cuentas históricas del pasado, de eso ya se encargará la justicia”.

Dijo que es el momento de las consultas populares y este año se estrenarán en el país.

Órdenes inmediatas

Entre las más de veintena de órdenes inmediatas, Castro señaló que más de 1 millón de familias que consumen menos de 150 kilovatios mensuales no pagarán su factura de energía. “Como esta decisión significa un costo más para la ENEE, los altos consumidores deberán un precio en su factura para subsidiar la energía que daremos gratis a los pobres de Honduras”, mencionó.

Anunció el envío de un proyecto al Congreso Nacional para crear subsidios para los combustibles y lograr una reducción de los precios actuales.

Ordenó al Banco Central y a la Secretaría de Finanzas que se creen los mecanismos legales de mercado para la disminución de los intereses bancarios para la producción nacional.

Castro señaló que la Secretaría de Educación deberá asignarle presupuesto para iniciar el año escolar con clases presenciales asegurando la matrícula gratis, merienda escolar, vacunas y mascarillas.

Agregó que todo su gobierno se concentrará en el desarrollo agropecuario y soberanía alimentaria mediante una renegociación de las clausulas del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos (CAFTA) y las Fuerzas Armadas trabajará en la protección del medio ambiente.

La vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, escuchó atenta el discurso de Castro.

Prometió “no más permisos de minas abiertas o explotación de nuestros minerales, no más concesiones en la explotación de nuestros ríos, cuencas hidrográficas, parques nacionales y bosques nublados”.

Aseguró que su gobierno pondrá especial atención en el desarrollo agroforestal, industrial, promoción del turismo y estricta política fiscal monetaria.

Dijo además que en los 100 días siguientes tomará las medidas urgentes que prometió en su campaña política para la refundación de Honduras.

Llamó a la libertad para los presos políticos de Guapinol y justicia para Berta Cáceres.

En el caso de los adultos mayores, personas con discapacidad, niñez y juventud, pueblos indígenas y afrodescendientes, comunidad LGTBI, todos ellos tendrán un lugar y atención precisa dentro de su gobierno.

Durante el primer mes de legislatura “se deben desmontar las aberrantes reformas constitucionales ilegales con contratos del Poder Ejecutivo avalados por el Congreso Nacional que violentan la soberanía popular como las ZEDEs”.

Xiomara Castro expresó la necesidad de emitir la Ley de Condena al Golpe de Estado “que destruyó el hilo constitucional, además de la Ley de Condena a la sentencia de la reelección que es sí un delito de traición a la patria, así como la Ley de Amnistía para los Presos Políticos, los presos de conciencia y hondureños en el exilio para su retorno”.

De forma contundente decretó restablecer la nacionalidad al padre Andrés Tamayo, la que perdió en la crisis política de 2009.

Juró que su gestión no será de saqueos al erario.

Sumó que derogará las leyes aprobadas en menos de 60 días en la llamada hemorragia legislativa, especialmente aquellas orientadas a saquear las arcas públicas para detener el aparato político clientelar.

En cuanto a las leyes orientadas para la destrucción de la protección social y criminalización de las protestas, las leyes que promueven la corrupción y el saqueo de las riquezas públicas, contratos y concesiones que lesionan la economía, “nos corresponde garantizar que los oscuros tiempos de la dictadura legislativa no volverán porque se democratizará el Congreso Nacional”.

Para este 2022 se debe realizar la primera consulta popular sobre reformas constitucionales, enumeró la presidenta hondureña.

Igualmente, urgió la reforma inmediata al Presupuesto de la República que transgrede las reformas constitucionales sobre el régimen económico y financiero y la hacienda pública.

La instalación de la Comisión Nacional e Internacional para el combate frontal a la corrupción y la impunidad en Honduras con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas, citó Castro como una de las medidas inmediatas de ejecución. Es por ello que ordenó al canciller que envíe una nota a la ONU solicitando su apoyo y asistencia para este fin.

Además, ordenó un Estado Abierto y República Digital para impulsar el desarrollo del país. Asimismo, una política exterior ciudadana, centroamericanista, latinoamericana, soberana y solidaria.

La mandataria externó que este 27 de enero quedará en la historia “como la impronta de una generación que decidió ser libre y le heredará a las generaciones venideras la posibilidad de crecer creyendo en un mundo mejor”.

Concluyó que “ya no más violencia contra las mujeres, voy con todas mis fuerzas para cerrar la brecha y generar las condiciones para que nuestras niñas puedan desarrollarse plenamente y vivir en un país libre de violencia. Mujeres hondureñas, no les voy a fallar, voy a defender sus derechos, todos sus derechos, cuenten conmigo. ¡Hasta la victoria siempre!

JS

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img