spot_imgspot_img

Voceros de Zelaya se reunirán con comisión que evalúa regreso Honduras a OEA

Santo Domingo – Colaboradores del ex presidente de Honduras Manuel Zelaya se trasladarán a Washington para reunirse con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), que trabaja en la preparación de una comisión para estudiar el reingreso del país en este organismo.
 

Los enviados son el ex ministro de Cultura Rodolfo Pastor y Arturo Reina, quien fue embajador ante Naciones Unidas durante el Gobierno de Zelaya, informó hoy a Efe el ex mandatario en Santo Domingo, donde reside, con motivo del aniversario del golpe de Estado que lo derrocó.

«Ellos estarán el fin de semana en Washington para reunirse con la gente de la OEA», que tiene su sede en la capital estadounidense, precisó Zelaya.

El ex mandatario criticó que «para vergüenza de todos los demócratas de Latinoamérica», el «dictador (Roberto) Micheletti» (en referencia al ex gobernante de facto) hoy tuvo cobertura de «todas las cadenas de radio y televisión, como una gran personalidad del año».

Pero al mismo tiempo «sigue la impunidad y eso ha indignado al pueblo, que está en las calles. Hoy hay más de 30 manifestaciones en las calles», subrayó.

Zelaya fue derrocado por un golpe de Estado el 28 de junio de 2009 cuando promovía una consulta popular, pese a que tenía una prohibición legal.

Tras regresar clandestinamente a Honduras en septiembre y pasar casi cuatro meses recluido en la embajada de Brasil, se trasladó a la República Dominicana en enero de este año, tras la toma de posesión de Porfirio Lobo como presidente del país centroamericano.

El ex presidente indicó que su esposa Xiomara y su hija viajaron a Tegucigalpa, donde se encuentran hoy para dar apoyo a la «Comisión de Verdad» que se instaló en el país.

Dedicó la jornada del primer aniversario del golpe a seguir los acontecimientos en su país. «Nosotros por el momento estamos manteniendo un muy bajo perfil a fin de enfocarnos en la lucha que está desarrollándose en Honduras», explicó.

Zelaya pidió al actual gobernante, Porfirio Lobo, y a Estados Unidos, un ejercicio de «sinceridad» que permita la reconciliación, ya que, de lo contrario, «lo que tenemos es una crisis mayor que la que queremos evitar», dijo.

Hizo un llamamiento para que tanto Estados Unidos como Lobo «traten de ver la realidad de Honduras, no de hacer discursos, porque ellos están haciendo nada más un discurso que no tiene nada que ver con los hechos que están sucediendo en Honduras».

«Y para arreglar los problemas de Honduras -continuó- tenemos que ser sinceros, hablar de reconciliación. No importa que haya diferencias en conflicto», apostilló.

Preguntado sobre las manifestaciones de Micheletti, quien ayer lamentó la falta de armonía en Honduras un año después del golpe, Zelaya resaltó que, precisamente, la armonía reinaba durante su mandato.

«La armonía era en mi Gobierno», respondió, al tiempo que criticó al ex gobernante de facto y consideró «bien sospechoso que Micheletti defienda tanto a (Porfirio) Pepe Lobo. Como dice el dicho: no me defiendas compadre», concluyó.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,127FansMe gusta
37,900SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img