Vicario de Iglesia Catedral pide que paralelo a medidas fiscales gobierno debe sacrificarse

Tegucigalpa – El vicario de la Iglesia Catedral San Miguel Arcángel de Tegucigalpa, sacerdote Carlos Rubio, indicó que las medidas de ajuste fiscal que se han aprobado eran necesarias debido a la caótica situación económica del país, sin embargo, pidió que paralelamente, el gobierno tiene que sacrificarse también.
 

“El gobierno tiene que sacrificarse y tiene que combatir la inequidad, combatir la corrupción, ser más transparente, trabajar muchísimo y que todo eso que se recaude, sea para obras, tiene que devolverle al pueblo en obras sociales que beneficien a la población, si las medidas fiscales, son con ese objetivo, pues la gente va a estar muy conforme, pero si no hay de eso, la gente va a estar cada día más renuente a pagar impuestos porque no sabe para dónde va su dinero, debe ser un sacrificio de todos”, arguyó.

Rubio también consideró que debe eficientarse el gobierno ya que hay instituciones que tienen dualidad de tareas y se debe ir en una misma dirección por lo que es necesario que varias dependencias estatales se fusionen. “Que se cree una institución que pueda eficientar todo el trabajo y no multiplicar trabajo que a veces se queda en burocracia y pago de salarios y pocos resultados y esa evaluación es la que tiene que hacer la comisión de transición y el nuevo gobierno”, acotó.

Añadió que las instituciones que tienen razón para mantenerse, deben fortalecerse, pero las que se pueden adherir o fusionarse con otra dependencia deben unirse, porque el nuevo gobierno tiene la tarea de reducir la burocracia para que sea más eficiente. “El presidente Porfirio Lobo se ha quejado de la maldita burocracia, entonces ese es un llamado de atención para el nuevo gobierno”, arguyó el religioso.

Sobre las discrepancias por las cifras de las muertes violentas en el país entre el Observatorio de la Violencia y la Secretaría de Seguridad, Rubio manifestó que “con las cifras a veces se juega mucho, pero lo que si tenemos que ver es que vivimos un momento difícil de inseguridad, cada uno de nosotros ha sido víctima de un asalto, de una amenaza, de extorsión o de algo, entonces las cifras no son lo más importante, sino dar respuesta a ese flagelo terrible de la violencia que ha cobrado tantas vidas valiosas de hondureños y la sangre no se puede ocultar”.

Lo + Nuevo

22,260FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte