spot_imgspot_img

Verstappen luce madera de campeón en otro pulso con Hamilton

Redacción Deportes – El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) sacó a relucir madera de campeón en el Gran Premio de Estados Unidos y endosó una derrota de las que duelen a su rival por el título de la Fórmula 1, el heptacampeón Lewis Hamilton (Mercedes), al que se le quedó corta la carrera en el Circuito de las Américas.

‘Mad’ Max, que salía desde la pole, se valió de un undercut (adelantar la primera parada en boxes) para superar a su rival, que previamente le había arrebatado el liderato de la prueba en el giro inicial. Red Bull asumió riesgos en el trazado de Austin y la ambición le llevó a ganar una carrera táctica, pero emocionante.

A falta de cinco pruebas, doce puntos separan a ambos pilotos en un duelo que tendrá su siguiente entrega en México.

Con el semáforo en verde, el británico le robó la cartera, el neerlandés le mandó al interior y el heptacampeón alargó la frenada, lo que obligó al de Red Bull a salir hacia el exterior y perder la plaza.

Por detrás, otro duelo entre Carlos Sainz y los dos McLaren. El madrileño, que salía quinto con neumáticos blandos (obligado por la calificación), intentó defender su puesto, pero en esa maniobra polémica y confusa le tuvo que dar la posición al australiano Daniel Ricciardo y discutió con los comisarios sobre si también tenía que cedérsela a Lando Norris.

A Verstappen, perder el liderato de la carrera no le preocupó en exceso. El vigente campeón tiró, pero el Red Bull no dejaba de aparecer en sus retrovisores. «Es más rápido que yo», admitía Hamiton por la radio. Verstappen también utilizaba el intercomunicador con su equipo para presumir de ritmo de carrera y advertir de que su rival estaba deslizando.

Todo valía en la guerra psicológica, pero el mensaje que lanzaba ‘Mad’ Max estaba claro. Pedía a Red Bull un paso por el box antes que el de Mercedes. Y así fue, avanzó la primera parada a la vuelta once y le hizo un undercut de manual a Hamilton.

Le cambiaron neumáticos en 2.9 segundos, salió quinto, por detrás de Hamilton, ‘Checo’ Pérez (Red Bull), Leclerc y Ricciardo y justo por delante de Sainz. El tiempo medio de paso por box era de 20 segundos y la diferencia con Hamilton, 19.

Verstappen adelantó a Ricciardo con DRS. Ya parecía tener la carrera en su mano. Hamilton entró en la vuelta trece al pit lane y su parada también fue muy rápida, pero ya había perdido el puesto, quién sabe si el trono. Salió a 6.3 segundos, aunque con el neumático con dos vueltas menos en un circuito con degradación alta.

Mientras, el espectáculo lo ofrecía Alonso con los Alfa Romeo. Primero, con Kimi Raikkonen, en un adelantamiento polémico del finlandés que dirección de carrera validó. Después, Alonso adelantó por fuera a Giovinazzi, y le tuvo que devolver la posición. Quejas de su equipo. Saltaron chispas. El asturiano volvió a la carga. Esta vez el italiano tuvo que entregarle el puesto a regañadientes. El Alpine era undécimo.

La batalla se centró de nuevo en la cabeza porque Hamilton empezó a mejorar los tiempos de vuelta de Verstappen Se puso a menos de tres segundos en la vuelta 30, en la que el neerlandés entró a boxes. El de Stevenage tenía que apretar y voló. Marcó vuelta rápida provisional 1:40.081. La carrera estaba viva. Dieciséis segundos entre los dos.

En paralelo, Sainz intentó un undercut a Ricciardo, pero no prosperó. Su parada (una vez más esta temporada) fue lenta (5.6) segundos, así que no pudo mejorar posición.

Verstappen volvió a recortar la distancia con Hamilton a poco más de once segundos. Hamilton paró en la 38. Tenía una desventaja de 8.9 segundos pero los neumáticos del Red Bull llevaban ocho vueltas más encima, a falta de dieciocho por completar.

El de Mercedes calentó los neumáticos con prudencia en los primeros giros, antes de apretar el acelerador y empezar la batalla contra el crono. Marcó 1:38.485 y recortó casi dos segundos en una vuelta. A falta de 13 giros estaba a 4.5 segundos.

Nadie dio su brazo a torcer, Hamilton se puso a 2.4 segundos a nueve vueltas. Verstappen se preparaba para la batalla final a base de vueltas personales para contener el empuje del heptacampeón. La diferencia se redujo a 1.2 a falta de 2 vueltas y a menos de un segundo en el último giro, pero los metros no le dieron para alcanzar al neerlandés.

La vuelta final también dio al traste con el sexto puesto de Carlos Sainz, que se vio superado por el Mercedes de Valtteri Bottas. Su compañero de equipo, Charles Leclerc, mantuvo el cuarto puesto y el mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, el tercero pese a correr diezmado físicamente.

Nuevo podio para el de Red Bull antes de correr en casa, mientras que Alonso tuvo que abandonar en la vuelta 51, cuando estaba fuera de los puntos, por una rotura en el alerón trasero.

Hamilton, gracias a la aportación de la vuelta rápida, se va de Estados Unidos con doce puntos de desventaja respecto a su rival, con el Mundial inclinado un poco más hacia el lado de Red Bull, pero queda campeonato por delante. (ag)

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img