spot_imgspot_img

Unos 30 pacientes renales han fallecido con sospecha de COVID-19 en la primera quincena de 2021

Tegucigalpa – El presidente de la Asociación de Pacientes Renales, Daniel Mairena, informó este martes que el año pasado 604 enfermos renales fallecieron con sospecha de COVID-19, mientras que, en la primera quincena de enero de 2021, ya se contabilizan 30 decesos, incluido el vicepresidente de esa organización en San Pedro Sula.

Indicó que todos los días va al Seguro Social y a los pacientes renales con coronavirus, no los dejan ver y no saben cuál es el trato que se les está dando en el centro asistencial, aunque al inicio de la pandemia les permitían tener teléfono y manifestaban que no llegaban a dializarlos lo que implica que esas personas debido a la falta de respiración y con la retención de líquidos, fallezca.

Reiteró que esa es la razón para que una gran cantidad de enfermos renales estén falleciendo debido a la falta de diálisis y un buen tratamiento.

En ese sentido, Mairena manifestó que esperan que en la licitación de los servicios de hemodiálisis por parte del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), ya den los resultados porque ya no aguantarían que se realice una tercera licitación.

“Imploramos a las autoridades del Seguro Social que ya den el resultado de a quién le adjudica la licitación ya que somos nosotros los que queremos que funciones una calidad de diálisis”, manifestó.

Indicó que no tienen el dato exacto de cuántos pacientes renales se encuentran internos actualmente con sospecha de COVID-19 de los que están en hospitales públicos, pero se encuentran unos 22 en la torre del Hospital de Especialidades del Seguro Social que son tratados por coronavirus.

(om)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,071FansMe gusta
37,642SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img