spot_imgspot_img

Unas 40 enfermeras aisladas por tener contacto con pacientes con COVID-19, afirma la ANEEAH

Tegucigalpa – El presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermos Auxiliares de Honduras (ANEEAH), Josué Orellana, informó este lunes que unos 40 miembros de esa organización se encuentran en aislamiento porque tuvieron contracto con pacientes positivos con COVID-19.

Asimismo, Orellana informó que 15 enfermeras e igual número de enfermeros han dado positivo a la prueba de coronavirus y aunque algunos están manifestando alguna sintomatología, pero no hay complicación hasta este momento.

Todos están aislados en sus casas, aseveró el dirigente gremial quien destacó que por instrucciones de la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, al personal que está atendiendo salas COVID, se les está haciendo una evaluación de control cada 10 días y eso es importante porque en la medida que den positivo, se irán aislando o ingresarlo dependiendo de la sintomatología, acotó.

Detalló que unas mil enfermeras están en primera línea atendiendo pacientes con COVID-19 y más de cinco mil están en salas normales en el sistema nacional de salud y es ahí donde se ha tenido el mayor número de contagios porque atienden a un paciente con una patología general, pero luego resulta que da positivo para coronavirus y al haber tenido contacto se tiene que aislar.

Sobre la iniciativa del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, de otorgar un acuerdo de permanencia al personal de salud que está por contrato y que está en primera línea atendiendo la pandemia del COVID-19, Orellana indicó que han venido trabajando en la estabilidad laboral de los agremiados desde 2018.

Añadió que desde ese entonces han venido trabajando con la Secretaría de Salud y la Dirección General de Servicio Civil y en dos años han logrado unos 500 nombramientos permanentes en reconocimiento a la labor que desempeñan las enfermeras y enfermeros en todo el país.

En ese sentido, felicitó a Oliva por esa iniciativa y animan a los 128 diputados a que respalden el proyecto, pero que no solamente abarque al personal que están en las salas de COVID, sino a los 864 agremiados que están en toda el área de atención en el sistema sanitario público.

Eso porque para el caso, la enfermera que falleció recientemente en San Pedro Sula, no estaba asignada a una sala de COVID, sino en una sala general.

Orellana pidió el apoyo de parte de los diputados al Congreso Nacional para que aprueben una propuesta para que las enfermeras se puedan jubilar a los 55 años porque consideran que es algo justo.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img