spot_imgspot_img

Un organismo humanitario denuncia a Ortega por el «robo» de su edificio

Managua – El no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció este viernes que el Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega «robó» su edificio en Managua para instalar una oficina pública, como parte de su «política de violaciones».

El Cenidh hizo pública su denuncia luego de que el Ministerio de Salud inauguró la Casa Materna «Zoila Aurora Galeano», en el oeste de Managua, ubicada en un edificio registrado a nombre de esa ONG desde mayo de 1990, año en que los sandinistas entregaron el poder tras perder en las urnas frente a Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997).

«Es un robo descarado de nuestras instalaciones. Ya veníamos vislumbrándolo, porque Rosario Murillo (vicepresidenta y primera dama) comentó toda la agenda de violaciones de derechos humanos de la semana», dijo a Efe la portavoz del Cenidh, Francely Navarro.

A inicios de la semana Murillo anunció la inauguración de oficinas estatales en diversos puntos de Managua, que coincidieron con las sedes que el Gobierno tenía ocupadas a un grupo de medios de comunicación conducidos por el periodista Carlos Fernando Chamorro, al canal de televisión 100 % Noticias y al Cenidh, entre otros.

El Cenidh, uno de los organismos humanitarios más conocidos de Nicaragua, documentó la participación de agentes cubanos en agresiones contra opositores en 2018, durante el estallido social contra Ortega, que este calificó de intento de golpe de Estado y en el que murieron al menos 328 personas.

Navarro calificó de «robo» la acción del Gobierno, debido a que la apropiación del edificio por parte del Estado no ocurrió a través de un proceso de expropiación y porque la Corte Suprema de Justicia no ha fallado sobre un recurso por inconstitucionalidad instaurado por el Cenidh contra la ocupación del Gobierno en febrero de 2019.

CASO EN CIDH

«Las instalaciones son del Cenidh, porque mientras la Corte no declare sin lugar el recurso por inconstitucionalidad, el Estado de Nicaragua no puede disponer de esos bienes», explicó la portavoz.

El Cenidh es uno los organismos defensores de los derechos humanos que ha denunciado ser objeto de diversas agresiones por parte del Gobierno de Ortega desde 2018.

En diciembre de 2018 la Asamblea Nacional (parlamento), dominada por los sandinistas, despojó al Cenidh de su personalidad jurídica.

El 10 de febrero pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aceptó dar seguimiento al caso contra el Gobierno de Nicaragua por supuestas acciones dirigidas a desaparecer el Cenidh.

Junto con el edificio en Managua, el Cenidh perdió una sede en Boaco (centro), 15 computadoras, 5 vehículos, objetos personales y «documentos que nos robaron».

«Pero no nos van a callar, vamos a continuar la defensa de los derechos humanos, pese a que el régimen continúa pretendiendo destruirnos, vamos a continuar luchando por la verdad, la justicia, la libertad de los presos políticos y la democracia de nuestro país», sostuvo Navarro.

El Cenidh ha sostenido que Ortega es responsable de «crímenes de lesa humanidad», supuestamente cometidos incluso antes de 2018.

La inauguración del nuevo centro de asistencia pública, que está dentro del perímetro de la residencia del mandatario, fue realizada en un acto al que solamente fueron invitados medios de comunicación del Gobierno.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,071FansMe gusta
37,655SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img