spot_imgspot_img

Un menor muere en protestas indígenas contra la minería en Panamá

Panamá- Un menor de edad murió hoy en las protestas antiminería que se llevan a cabo en Panamá, con lo que ya ascienden a dos las víctimas de estos disturbios desde el domingo, según informaciones de fuentes sindicales no confirmadas oficialmente.
 

Radio Panamá, que mencionó fuentes del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), informó de que esta madrugada un joven de 16 años que participaba en las protestas, cuyo nombre no mencionó, recibió el impacto de un bote de humo en la cara y tras ser llevado a un hospital falleció.

El suceso, que no ha sido confirmado por las autoridades, ocurrió cerca de David, en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, una de las zonas más afectadas desde la semana pasada por los cortes de carreteras de los indígenas Ngäbe Buglé contrarios a la minería y a la explotación de los recursos hídricos en su comarca.

El domingo murió un manifestante, 40 resultaron heridos, así como seis agentes del orden, y hubo 44 detenidos, 10 de ellos menores, en el despeje policial de las barricadas montadas por los indígenas en varios puntos de la carretera Interamericana en las provincias de Veraguas y Chiriquí.

A partir de esa acción, en diversas carreteras se han reproducido las refriegas entre policías antimotines y manifestantes, a los que se han sumado algunos sindicalistas en solidaridad con los indígenas.

Para hoy está previsto que representantes del gobierno se reúnan con los líderes indígenas en un primer contacto para hablar de sus diferencias y acabar con las protestas.

La delegación gubernamental está encabezada por el ministro de Gobierno, Ricardo Fábrega, quien viajó la pasada madrugada a la provincia de Chiriquí para entablar el diálogo con la mediación de la Iglesia católica, según confirmó el Gobierno.

Los indígenas reclaman que en una ley que debate el Parlamento unicameral panameño que prohíbe las actividades mineras en su comarca se agregue una prohibición similar para las hidroeléctricas.

El Gobierno ha ofrecido prohibir por ley «el otorgamiento de concesiones para la exploración, explotación y extracción minería metálica, no metálica y sus derivados en la comarca Ngäbe Buglé, sus áreas anexas y las comunidades adyacentes por cualquier persona natural o jurídica, de carácter público o privado, nacional o extranjera».

Pero se opone a la prohibición de la explotación de los recursos hídricos, porque en el acuerdo alcanzado el 27 de febrero de 2011 con los indígenas Ngäbe Buglé para resolver una protesta similar, ambas partes lo que pactaron fue la protección de los recursos hídricos.

Las protestas indígenas y el bloqueo de la carretera Interamericana, que une a Panamá con el resto de Centroamérica, afectó la semana pasada el flujo de alimentos hacia la capital y dejó varados a centenares de turistas internacionales que ya fueron evacuados hacia sus países.

La atomización de las protestas por otras provincias está ocasionando cortes de carreteras intermitentes y enfrentamientos entre manifestantes y policía en algunos, como en Volcán, en una zona agrícola de la provincia de Chiriquí, donde los indígenas incendiaron varios automóviles y el cuartel policial, algo que confirmó el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino.

El Ejecutivo ha insistido en que es necesario que cesen las protestas para poder entablar el diálogo, sin que la policía haya vuelto a dar desde el domingo un nuevo balance de heridos o detenidos en estas protestas.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,495FansMe gusta
39,447SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img