Ciudad Juárez (México) – Un centenar de periodistas se manifestó hoy de manera simultánea en Chihuahua, capital del estado homónimo, y en Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos, para pedir justicia contra los crímenes de reporteros que permanecen impunes.
 

Vestidos de negro, la acción se dividió entre las dos ciudades más importantes de este estado, el más violento del país, ante las sedes de las instituciones oficiales encargadas de investigar los asesinatos.

En esta acción los comunicadores también exigieron el cese de las agresiones por parte de los cuerpos policíacos.

En Ciudad Juárez la protesta se realizó en la explanada de la Fiscalía estatal, en tanto que en Chihuahua, los comunicadores tomaron el exterior del palacio de Gobierno.

En un comunicado, la periodista Luz del Carmen Sosa, reportera de El Diario de Ciudad Juárez, indicó que la exigencia de justicia en esta urbe fronteriza «cobra especial vigencia debido a que Chihuahua es uno de los estados con mayor número de asesinatos que se han cometido en los últimos dos años y medio».

El escrito informa de que «en medio de esta guerra entre grupos de delincuencia organizada, los periodistas no están ajenos, (sino) expuestos y tienen miedo» y lamentan que las autoridades no hayan informado sobre las investigaciones de estos atentados.

Además de exigir que se frenen las agresiones de las corporaciones policiales y militares, los periodistas de Ciudad Juárez afirmaron que su protesta es para «demostrar que la prensa chihuahuense está unida».

En la marcha en la capital del estado, la periodista Patricia Mayorga calificó la situación de violencia como «grave», y afecta a su juicio a quienes son «los intermediarios entre la realidad y la sociedad».

Agregó que los comunicadores en Chihuahua están inmersos en el «ojo del huracán» porque este estado es la entidad «más violenta, sanguinaria y donde más asesinatos se han cometido en los años recientes».

En este año suman 10 los comunicadores asesinados, en tanto que en lo que en la última década la cifra asciende a más de 70 periodistas, según la Fundación para la Libertad de Expresión (Fundalex).