spot_img

Un Bayern plagado de bajas abre el año con derrota ante el Gladbach

Por:

Compartir esta noticia:

Berlín – Un Bayern plagado de bajas abrió este viernes el año con una derrota en casa ante el Borussia Mönchengladbach por 1-2 que, sin embargo, no pone el peligro su liderato porque empezó la jornada con una ventaja de nueve puntos sobre el Borussia Dortmund.

Las bajas, nueve por coronavirus, entre ellas la de Manuel Neuer, a las que se sumó la de Leon Goretzka por lesión, marcaron el partido desde la previa y obligaron al entrenador Julian Nagelsmann a recomponer la defensa.

Benjamin Pavard tuvo que dejar su posición habitual de lateral derecho para formar pareja de centrales con Niklas Süle. Joshua Kimmich pasó del centro del campo al lateral derecho y Marcel Sabitzer, normalmente centrocampista, fue lateral izquierdo.

El resto de las posiciones correspondieron en general a la demarcación natural de los jugadores, aunque Jamal Musiala se vio obligado a desempeñar una función más defensiva de la que acostumbra.

El Bayern entró mejor al partido, controló el balón, generó dos buenas ocasiones, en el minuto 9 por medio de Kimmich y en el 14, en los pies de Lewandowski.

En el 18, el propio Lewandowski abrió el marcador con un fuerte remate con la pierna derecha dentro del área a pase de Müller.

El partido parecía encarrilado para el Bayern, pero el Gladbach volvió a meterse en el duelo en su primera llegada, en el minuto 27.

Stefan Lainer tuvo demasiada libertad por la banda derecha para lanzar un centro que la defensa del equipo bávaro no pudo controlar y que terminó con el balón en los pies de Florian Neuhaus, que marcó con un fuerte disparo.

Apenas cuatro minutos después, Lainer, de cabeza en un saque de esquina, hizo el segundo para el Gladbach.

En los dos goles, el meta Sven Ullreich alcanzó a tocar la pelota y queda sin respuesta la pregunta de qué hubiera ocurrido si Neuer hubiera estado en la portería.

En el tiempo añadido del primer tiempo, el Bayern estuvo cerca del empate con un remate a un poste de Lewandowski. Luego, el rebote le cayó a Müller, cuyo disparo fue interceptado por el central Mathias Ginter casi sobre la raya de gol.

En el segundo tiempo, en el minuto 56, Lewandowski volvió a estar cerca de marcar con un remate que el meta Yann Sommer tuvo que desviar a saque de esquina.

El Bayern sufría en defensa y también para salir jugando, pero cuando lograba poner el balón cerca del área contraria generaba ocasiones.

En el minuto 62 tuvo la mejor hasta ese momento con un remate al larguero de Lewandowski y a falta de un cuarto de hora Nagelasmann optó por una última apuesta al dar paso a los jóvenes Lucas Copado y Paul Wanner, ambos debutantes, por Tillman y Marc Roca.

Los dos tuvieron buenos momentos, pero al final el Bayern empezó el año con una derrota. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img