spot_img

Ucrania rechaza la tentación de negociar con Rusia pese a crisis energética

Por:

Compartir esta noticia:

Leópolis/Rusia – Ucrania rechazó hoy cualquier tentación de negociar con Rusia pese a que los bombardeos enemigos de las últimas semanas han inutilizado casi la mitad de la red energética del país a las puertas de la llegada del invierno.

«Los compromisos amorales acarrearán más sangre. Una paz auténtica y duradera sólo puede ser resultado del total desmontaje de todos los elementos de la agresión rusa», dijo Volodímir Zelenski, presidente ucraniano, durante su intervención en un foro de seguridad en Canadá.

Zelenski quiso poner así fin a los rumores, que se intensificaron durante la cumbre del G20, de las últimas semanas sobre supuestas presiones de EEUU para que Kiev acepte negociar un arreglo, ahora que el Ejército ucraniano tiene la iniciativa.

Una paz sin tregua

El líder ucraniano volvió a rechazar un posible alto el fuego, ya que, aduce, eso es precisamente lo que busca desesperadamente el enemigo, para reagrupar a sus fuerzas tras retirarse de la región de Jersón, e instruir y equipar debidamente a los 300.000 movilizados.

Kiev no quiere ni oír hablar de una tregua durante el Mundial de fútbol, en el que no participan ni Ucrania ni Rusia, como ocurriera durante los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero, tras lo que comenzó la actual guerra.

«Algunos lo llamarían el fin de la guerra. Pero esa pausa únicamente agravaría la situación», afirmó.

En la misma línea, sus asesores presidenciales dejaron claro que la única opción es volver a las fronteras internacionalmente reconocidas tras la caída de la Unión Soviética.

«Habrá paz cuando derrotemos al Ejército ruso en Ucrania y volvamos a las fronteras de 1991», escribió Andriy Yermak en su canal de Telegram.

El brazo derecho de Zelenski, Mykhailo Podolyak, rechazó también la existencia de negociaciones secretas entre Occidente y Rusia.

«Se olvidan de un ‘pequeño detalle’, los ucranianos. Esos acuerdos no pueden aplicarse. Ucrania nunca se arrodillará ante los rusos. No es una cuestión de política. Es una cuestión vital», explicó en las redes sociales.

Hartos de Zelenski, según Rusia

Mientras, el subjefe del Consejo de Seguridad de Rusia, Dmitri Medvédev, considera que EEUU, la OTAN y la Unión Europea «no quieren romper definitivamente con Rusia, pues eso significaría la Tercera Guerra Mundial».

«De ahí los intentos de hacer entrar en razón a Kiev, empujarle a negociar», escribió en Telegram.

En su opinión, «todos están cansados» del «neurótico de Zelenski» que, además de caldear continuamente el ambiente, demanda «más y más dinero y armamento».

«Echar la culpa a nuestro país del ataque a Polonia no se lo tragó nadie, ni siquiera los polacos, los rusófobos más empedernidos», subrayó Medvédev, en alusión a la muerte esta semana de dos personas por la explosión de un misil antiaéreo cerca de la frontera ucraniana.

Medvédev considera que Zelenski no quiere negociar por temor a los nacionalistas ucranianos, ya que tendría que reconocer «la realidad de la desintegración de Ucrania», por lo que «no tiene sentido sentarse a la mesa de negociaciones».

Parálisis energética

Los bombardeos de los últimos días han hecho mella en toda la infraestructura energética ucraniana, aunque la buena noticia es que las temperaturas ascenderán en los próximos días.

El primer ministro, Denys Shmygal, admitió que «casi la mitad del sistema energético está fuera de servicio».

«Lamentablemente, Rusia continúa con sus ataques con misiles contra la vital infraestructura civil, combatiendo contra la población civil, a la que deja sin luz, agua, calefacción y teléfono», denunció.

El Ministerio de Energía ha pedido a los ucranianos que reduzcan el consumo en un 25 %, aunque, según la fuente, ya lo han hecho en un 10 %.

Entre las recomendaciones están la de apagar la luz en las habitaciones que no se utilicen, dejar de utilizar teteras, microondas y otros equipos electrónicos que consuman mucha energía, y no encender al mismo tiempo la plancha y la lavadora, por ejemplo.

De cara al invierno, se recomienda preparar ropa de abrigo, utilizar vajilla térmica para conservar la comida caliente durante más tiempo y también hacer acopio de conservas.

Después de que el martes la aviación rusa lanzara casi un centenar de misiles en Ucrania en el mayor ataque aéreo de toda la campaña, el resto de días el enemigo siguió martilleando las infraestructuras en todo el país.

Nuevos planes de movilización

Según informó hoy el Instituto del Estudio de la Guerra (ISW), Rusia estaría preparando una nueva ola de movilización, que comenzaría a comienzos del próximos año, pese a su impopularidad entre los rusos.

A esto hay que sumar las informaciones del portal Mediazona de que en los últimos dos meses se ha reducido la población carcelaria rusa en unos 23.000 presos, que podrían haber sido reclutados por la temida compañía militar privada Wagner, que combate en Ucrania.

El Ministerio de Defensa ruso mostró hoy imágenes del uso contra objetivos en el país vecino de misiles de crucero Iskander, que tienen un alcance de hasta 500 kilómetros.

Mientras, la prensa ucraniana adelantó que el Ejército comenzará utilizar «en los próximos días» los misiles tierra-aire Hawk, de fabricación estadounidense, cuyo objetivo es reforzar las defensas antiaéreas contra los misiles rusos. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img