spot_img

Tres hombres y dos mujeres murieron en el tiroteo en un club gay de EEUU

Por:

Compartir esta noticia:

Washington – Las cinco personas que murieron en el tiroteo que tuvo lugar este sábado en un club LGBT en EE.UU., en el que hubo más de 25 heridos, eran tres hombres y dos mujeres, informaron este lunes las autoridades locales.

El sospechoso del ataque, un joven de 22 años identificado como Anderson Lee Aldrich, se encuentra en el hospital pero se prevé que salga en los próximos días. En cuanto sea dado de alta, comparecerá de forma virtual ante la Justicia.

Los medios adelantaron hoy que será imputado con cinco cargos por asesinato en primer grado y otros cinco por delito de odio, aunque el fiscal de distrito del condado de El Paso (Colorado), Michael Allen, apuntó en una rueda de prensa que no ha sido acusado formalmente todavía.

El tiroteo se produjo en la medianoche del sábado en un local para adultos llamado Club Q, que acoge actuaciones de «drag queen».

La portavoz de la Policía de Colorado Springs, Pamela Castro, señaló que esa sala era un «refugio» para la comunidad gay de la zona y apuntó que se está investigando si recibió amenazas en el pasado.

El asaltante comenzó a disparar a la gente nada más entrar y fue reducido por al menos dos de los presentes, uno de los cuales resultó herido.

La Policía recibió una llamada de alerta en torno a las 23.56 hora local (06.56 GMT) del sábado y unos minutos después varias patrullas acudieron al lugar, donde detuvieron al agresor.

Los heridos fueron transportados en vehículos privados a varios hospitales y al menos 13 seguían ingresados este lunes.

El medio The Hill señala que Aldrich es nieto del político Randy Voepel, legislador de la Cámara Baja de California que comparó el ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio con la Guerra de Independencia.

El diario local The Gazette añadió que en junio de 2021 un hombre con el mismo nombre y edad que él fue detenido por una amenaza de bomba que obligó a evacuar durante unas tres horas un barrio del sureste de la ciudad, aunque finalmente no se presentaron cargos formales contra él.

El fiscal de distrito del condado de El Paso dijo hoy no poder ofrecer información al respecto debido precisamente a la falta de cargos.

Club Q emitió este domingo un comunicado en el que decía estar «devastado» por ese ataque «sin sentido». En el lugar fueron encontradas al menos dos armas de fuego. Aldrich utilizó un rifle de cañón largo y la Policía investiga si tuvo cómplices. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img