spot_imgspot_img

Traslado de reos reaviva violencia en cárceles, según analistas

Tegucigalpa – Los profesionales del derecho, especialistas en el tema penal, consideran que es poco conveniente que se sigan haciendo traslados de privados de libertad, a cárceles de máxima seguridad, porque solo aumenta la violencia, al tiempo que también advierten que es una práctica que es ilegal.

A criterio del abogado penalista, Abel Orellana, “esos traslados lo único que provocan es odio y rencor contra el sistema por parte del privado de libertad; no justifica el hecho de que trasladen un privado de libertad, porque la ley del sistema penitenciario dice lo contrario”.

El profesional del derecho, recordó que la legislación hondureña, indica respecto a los privados de libertad que “ellos deben estar lo más cerca posible del domicilio de su familia, eso podría ser una de las causas de las revueltas que se dan en algunos centros penitenciarios del país”.

Orellana cree que el nombramiento de la Comisión Interventora del Instituto Nacional Penitenciario, “ni los traslados de reos a otras cárceles serán la solución a la crisis carcelaria. Lo correcto es que al privado de libertad lo dejen cerca de su familia y que se fortalezcan los programas de reinserción”.

El abogado penalista, Abel Orellana

“En vez de trasladar a un reo, es mejor que sea sometido a los procedimientos de rehabilitación que ya establece la ley”, apuntó el abogado penalista.

Desequilibrio en políticas

Por su parte, el jurista en materia penal, Jorge Valladares, cree que, “la crisis es compleja, ya que existe mucho hacinamiento y debido al estado natural del ser humano, por el hecho de estar encerrado, acumula estrés y eso pone en actuación su instinto animal”.

Aseguró que otra de las causas se ve reflejada “en el exceso de privados que hay en los centros penales, quienes perfectamente podrían defenderse en libertad. Sin descuidar las rutinas de reinserción social, el castigo debe irse cumpliendo a la par de la rehabilitación”.

Según Valladares, existe un desequilibrio en la gobernanza de los centros penitenciarios, pues se está trabajando mucho más en el cumplimiento de la condena, que en la reinserción. Además la presencia militar y el involucramiento de otros organismos internacionales no contribuye”.

Finalmente recomendó que quienes custodian los centros penales deberían ser personas más exhaustivas y no deberían de permanecer más tres meses asignados a un determinado centro penal, para evitar que el custodio sea contaminado.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,871SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img