spot_imgspot_img

Tenemos la obligación de trabajar con responsabilidad, dice presidente de CCIC sobre retorno a fase 1 de la economía

San Pedro Sula – El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Pedro Barquero, dijo este martes que mantener el equilibrio entre el cuidado de la salud y el trabajo porque es necesario volver a trabajar para que no se sigan perdiendo más empleos y los hondureños puedan generar ingresos de forma digna.

Para que la continuidad del reinicio tenga buenos resultados, dijo que hay tres niveles de responsabilidad que debe cumplir el Gobierno, el sector privado y la población.

“Es importante para encontrar este equilibrio que estemos conscientes de los tres niveles de responsabilidad que se tienen que cumplir. El primero es la responsabilidad del gobierno de la República que tiene la responsabilidad de la salud del pueblo hondureño”, externó inicialmente el empresario.

En ese sentido, agregó que “necesitamos que abastezcan del equipo de bioseguridad a los médicos, a las enfermeras y a todo el personal de salud, al mismo tiempo que entreguen las medicinas de forma oportuna en los centros de triajes, clínicas y hospitales; adicionalmente que se continúe y se acelere el paso de las brigadas médicas, de las pruebas rápidas para poder buscar el virus puerta por puerta”.

El segundo nivel de responsabilidad es el del sector privado. “Tenemos la obligación de trabajar con responsabilidad y esto implica aplicar todas las medidas de bioseguridad según los manuales que fueron aprobados por la Secretaría de Trabajo”, dijo Barquero.

Asimismo, considera que la población debe cumplir con el tercer nivel responsabilidad que es acatar individualmente las medidas de bioseguridad.

“Necesitamos usar la mascarilla permanentemente, lavarnos las manos constantemente, usar el alcohol gel, no tocarnos los ojos, la nariz, la boca y mantener el distanciamiento. Si todos cumplimos con los tres niveles de responsabilidad vamos a poder alcanzar el equilibrio entre trabajar y cuidar la salud”, señaló el presidente de la CCIC.

Con el cierre de la economía por más de 130 días entre 400 mil y 500 mil personas han perdido sus fuentes de ingresos, ya sea porque están suspendidos o porque están despedidos. “Es un dato sumamente preocupante porque estas fuentes de empleo las necesita el país, las necesitamos todos y no podemos seguir engrosando las filas de las personas desempleadas en la calle”, concluyó Barquero.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,167SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img