Tegucigalpa – El vicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, aseguró que existen fundamentos para la suspensión provisional de los tres jueces de tribunales de sentencia, cuatro Jueces de letras y una secretaria general asignada a un juzgado de la República.
 

Subrayó que “no hay ninguna persecución de ninguna naturaleza”, al indicar que la determinación de suspensión, parte de los informes que reciben de Inspectoría de Tribunales, luego de una investigación que se hacen en cada uno de los expedientes.

Añadió que los informes pasan al Consejo de la Judicatura, después de haber agotado la investigación, para que este ejecute una suspensión provisional.

Bonilla señaló que los jueces serán llamados a una audiencia de descargo en la que podrán traer sus medios de prueba para poder desvanecer o no las denuncias sobre presuntas irregularidad en el ejercicio de sus funciones.

El concejal destacó que “la Judicatura ha tomado esa decisión, no es algo apresurado, es una decisión fundamentada con hechos”.

Igualmente especificó que los meritos que arrojan las denuncias tienen relación con el retardo de justicia en relación a los deberes de los funcionarios y en incumplimiento de las tareas de los empleados al no obedecer los informes de los tribunales superiores y al decretar medidas sustitutivas, cuando la ley lo prohíbe.

En ese sentido dijo que luego de la audiencia de descargo, se tomará una decisión definitiva en cuando a una destitución definitiva o no.

Remarcó que existe una comisión que investiga una denuncia por prevaricato en San Pedro Sula y en caso de existir fundamentos y meritos en las mismas, “se pueden tomar decisiones importantes”.

Cerca de una veintena de jueces y empleados del Poder Judicial han sido suspendidos por el Consejo de la Judicatura, mientras se sigue el curso de las investigaciones.