spot_imgspot_img

Sorpresiva picada de LIBRE en la encuesta de Opinión de los Jesuitas

Tegucigalpa.- El último sondeo de opinión pública elaborado por un equipo multidisciplinario vinculado a la Comunidad Jesuita, sin duda generará suspicacias en el entorno de las nuevas fuerzas políticas que buscan llegar al poder, en particular, con el llamado partido Libertad y Refundación (LIBRE) que lidera el ex presidente, Manuel Zelaya, a quien los consultados le otorga una preferencia política del 2.8 por ciento, una caída fuerte para quienes intentan ser un contrapeso al poder del bipartidismo político.
 

– Acuerdo de Cartagena y retorno de Zelaya no ayudaron a resolver crisis


A cargo del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), junto a la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), de El Salvador, considerada el brazo académico de la Compañía de Jesús, de la Iglesia Católica, el estudio indica que si bien un 35.3 por ciento de los encuestados, de una muestra de 1,540 personas, evidencia su desencanto con los partidos políticos, los partidos Nacional, en el poder, y Liberal, opositor, siguen liderando las simpatías en el electorado.

Así, el Partido Nacional se mantiene en la cima con un 31.7%26nbsp; por ciento de simpatía, seguido del Partido Liberal con un 27 por ciento, es decir, cuatro puntos abajo del nacionalismo, pese a la fractura interna que presenta.

La distancia de LIBRE

A gran distancia de estos institutos políticos que conforman el bipartidismo, se ubica con un 2.8 por ciento el partido LIBRE de Manuel Zelaya, un 1.2 por ciento que dijo no saber o no respondió; 0.9 Otros, en tanto el partido Anticorrupción de Salvador Nasralla arranca apenas 0.6 en la preferencia electoral y con 0.2 se ubican la Democracia Cristiana, el PINU Social Demócrata y el izquierdista Unificación Democrática (UD).

Este panorama político desatará suspicacias en las fuerzas emergentes y las otras que ya se encuentran dentro del sistema de partidos políticos. En el caso de LIBRE, ellos aspiran a sacar un número de 35 diputados pero si la picada continúa, esa apuesta no será posible. En tanto, la UD, DC y el PINU Social Demócrata corren el riesgo de perder curules.

La consulta que se hizo en 16 de los 18 departamentos, indica también que las personas encuestadas consideran en un 64.5 por ciento que los nuevos partidos políticos en formación representan “más de lo mismo”, pero un 30.5 por ciento estima que “representan un cambio”, mientras el resto no contestó.

La participación de la UCA en el sondeo de opinión estuvo a cargo de su Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP) y entre los hallazgos relevantes destacan tres acciones en el ámbito de la situación política del país. El primero es que los llamados “Acuerdos de Cartagena” que permitieron el retorno del depuesto ex presidente, Manuel Zelaya, poco o nada han contribuido a resolver la crisis hondureña. Así piensan un 63 por ciento de los consultados.

El segundo es que una vez instalado en el país el ex presidente Zelaya, su regreso no ha servido “en nada” en la solución de la crisis política (41.6 por ciento), a la vez que crece el desencanto hacia el llamado Frente Nacional de Resistencia Popular en un 58.6 por ciento, que también lidera Manuel Zelaya junto a los líderes populares Juan Barahona y Carlos H. Reyes.



Escasa contribución de la CVR

El tercer hallazgo es que a criterio de los consultados el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) poco ha contribuido a esclarecer los hechos del 28 de junio de 2009. Ese es el criterio de 33.6 por ciento, mientras que un 18.5 por ciento considera que “algo” y un 15.5 que “mucho”.

No obstante, un 42 por ciento está de acuerdo en que el Gobierno del presidente Porfirio Lobo dé cumplimiento a las recomendaciones de la CVR.



Sobre el gobierno de Lobo, la evaluación a su gestión en una escala de 0 a 10, alcanza 4.6 puntos, un porcentaje muy bajo, pero resaltan como uno de sus logros el otorgamiento del Bono 10 mil (18.2%) y como su principal fracaso el tema de la seguridad y la violencia.

El estudio también indica que se mantiene la desconfianza hacia los sectores que conforman la institucionalidad del Estado y del estamento político y social del país, pero aún así, siguen dando a estos actores un margen de maniobra para encabezar opciones viables de salida a la crisis.

Es decir, no confían en la institucionalidad vigente en el país, pero no ven opciones fuera de ella para resolver la crisis, lo cual no deja de ser una paradoja de la realidad política hondureña.

El informe analiza otras aristas en materia de derechos humanos donde la gente sigue pensando que las violaciones no cesan, apuestan por el desarrollo de una nueva reforma agraria y cuestionan fuertemente la corrupción policial y sus vínculos con el crimen organizado, a la vez que no confían tanto en el ejército pero se sienten más seguros con los militares que con los policías.

A nivel de medios de comunicación, ratifica por segundo año consecutivo que se realiza la encuesta, la influencia mediática de los grandes medios de comunicación social, así como el despunte de nuevos medios, aunque muy por debajo de los medios tradicionales de comunicación social.


Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,722SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img