spot_imgspot_img

Sistema de refrigeración de EEI se avería y obliga a apagar algunos equipos

Washington – La Estación Espacial Internacional (EEI) sufrió un percance este fin de semana cuando uno de sus dos sistemas de refrigeración dejó de repente de funcionar, lo que obligó a los astronautas a apagar varios equipos e instrumentos.
 

La agencia espacial estadounidense (NASA) informó hoy en un comunicado que uno de los circuitos se desconectó el sábado por la noche, lo que provocó que el módulo que bombea amoníaco al conducto «A» para mantener a una temperatura adecuada los sistemas y la electrónica aplicada a la aviación en la EEI dejara de funcionar.

Un primer intento de reactivar el módulo fracasó, según la Nasa, que indicó que personal de Operaciones de Misiones de la agencia y responsables de la gestión del denominado «Programa EEI» se reunieron hoy para evaluar las consecuencias.

La EEI se encuentra «estable», pues la mayoría de los sistemas están siendo enfriados y muchos otros están funcionando con redundancia después de la instalación anoche de cables puente del Laboratorio «Destiny», explicó la agencia espacial.

Uno de los dos giroscopios que fueron desconectados anoche fue reactivado hoy de nuevo, con lo que la EEI opera con tres de estos sistemas para controlar la orientación del orbitador.

«La tripulación no se encuentra en peligro y está supervisando los sistemas y relajándose en su día libre», agregó.

Los responsables de control de vuelos y de gestión de la Nasa autorizaron hoy planes preliminares para sustituir una caminata espacial que estaba prevista para el martes por los tripulantes Doug Wheelock y Tracy Caldwell Dyson con al menos dos excursiones en el exterior de la EEI para reemplazar el módulo averiado.

La EEI dispone de dos módulos de reserva en una bodega exterior, según la Nasa, que ya ha informado a la tripulación de que está planificando caminatas alternativas.

Todavía no se ha tomado una decisión definitiva y depende del análisis que tienen que hacer los ingenieros y otros especialistas, pero la Nasa cree que lo más probable es que Wheelock y Caldwell Dyson no reemplacen el módulo inactivo antes del martes y que tendrán que hacer otra caminata para trabajos de seguimiento y conexiones de cables y líquidos dos o tres días después.

Los tripulantes inicialmente tenían previsto instalar el martes un cable hasta el módulo «Unity» antes de que llegara a la EEI el módulo multipropósito permanente de la misión STS-133 de noviembre, y un sistema de datos y de suministro de energía en el módulo «Zarya» para preparar trabajos robóticos que se harán más adelante.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,123FansMe gusta
37,802SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img