spot_imgspot_img

Sin incluir daños provocados por Eta e Iota, la actividad económica presentaba caída de 9.5%

Tegucigalpa – La situación por la emergencia de la pandemia por COVID-19 ya era critica para la economía hondureña, así se colige en el último informe del Índice de la Actividad Económica (IMAE), que al cierre del tercer trimestre reportaba una caída en la economía de un 9.5 por ciento.

La actividad económica, a través del IMAE, reflejó en su serie original una contracción a septiembre del 9.5 por ciento derivada de la crisis sanitaria que enfrenta el país, desde de la segunda quincena de marzo del presente año, y cuyo mayor impacto fue en abril y mayo interanualmente este resultado implica una contracción de 4.3 por ciento.

Ahora el panorama se torna más gris después del paso de las tormentas tropicales Eta e Iota, la Gerencia de Política Económica del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, remarca  que esta caída, se dio antes de los ciclones que azotaron al país en las últimas semanas, lo que indica que al cierre del presente año la caída superará esta cifra negativa.

Hoteles y restaurantes, los más afectados

Las actividades más afectadas luego de enfrentar la pandemia son las de servicio, pero quienes han soportado el peor golpe son los hoteles y los restaurantes mostrando tasas negativas de -51.5. Lo anterior ante la paralización de los viajes a nivel nacional e internacional.

Cabe recordar que el rubro del turismo se preparaba para recuperar algún porcentaje de perdidas con el feriado Morazánico justo antes de la llegada de la tormenta tropical Eta, que pospuso la fecha y luego la actual emergencia por Iota acabó por completo con esta pretensión.

A este rubro con la peor caída le sigue según el IMAE la construcción que se contrajo en -19.4 por ciento. Le sigue en el orden de caída minas y canteras con una tasa negativa de -15.0 por ciento.

Seguidamente aparece en la gráfica  transporte y almacenamiento también con una tasa negativa de -9.1 por ciento, este sector se redujo ante la suspensión de servicios de transporte urbano e interurbano, además de la disminución en el traslado de mercancías en general por la vía terrestre.

Después, el transporte siempre con tasa negativa se refleja el comercio con una tasa de -8.9 y las interacciones financieras seguros en fondos de pensiones con -4 %, seguido de la industria  manufacturera con un -2.7 %,  electricidad y agua con menos 2 %.

Por otra parte, se reflejó en el IMAE, a septiembre una tasa favorable para el rubor de  agricultura ganadería y silvicultura y pesca que presentó una tasa 1.3 % igual que correo y telecomunicaciones con una tasa favorable de 5.4 %.

No obstante, lastimosamente ya los reportes de Agricultura y Ganadería indican que el sector que concentra la agricultura ganadería y silvicultura y pesca, es de los más afectados con el paso de las tormentas tropicales Eta e Iota.

Algunos economistas que ya han hechos sus cálculos preliminares estiman que las pérdidas luego de Eta e Iota sumarían hasta  10 mil millones de dólares, y sin ser expertos queda a la vista que la caída de la economía será más drástica.

LB

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,137SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img