Sin cambios profundos de nada sirve aprobar Ley Electoral: Pedro Barquero

San Pedro Sula – Si las reformas electorales son cosméticas y no presentan cambios profundos, de nada servirá que sean aprobadas antes o después del 13 de septiembre, cuestionó este viernes el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Pedro Barquero.

Para el dirigente empresarial es necesario que el Congreso Nacional apruebe la nueva Ley Electoral, pero tomando en cuenta la opinión de organizaciones de la sociedad civil, así como de organismos internacionales entre los que mencionó la Organización de Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, considera que para que pueda haber un avance, la clase política debe deponer sus intereses particulares y pensar primero en los interese democráticos que le den estabilidad a Honduras, pero con reglas claramente definidas.

“Es lamentable que estemos viendo todo lo contrario, los políticos siguen con el mismo circo y show, son incapaces en ponerse de acuerdo y hacer las cosas bien, eso nos deja consecuencias muy negativas al país”, acotó.

Según Barquero, los desacuerdos políticos podrían heredar una nueva crisis en las próximas elecciones “y ese es el llamado que hacemos desde el sector privado para que se eviten esos escenarios, necesitamos certidumbre”.

Asimismo, cuestionó que las actuaciones de los políticos solo generan tristeza porque no hacen las cosas bien; ayer tenían que avanzar en la aprobación de la nueva normativa electoral, pero lo que hubo fue un problema que marca aún más la división.

Honduras demanda que el contenido de la Ley Electoral, sea capaz de darle tranquilidad y no fraudes, según Barquero, porque si se aprueban reformas cosméticas, da lo mismo que la aprueben antes o después del 13 de septiembre cuando se hará la convocatoria a elecciones primarias programadas para el segundo domingo de marzo de 2021, o que no la aprueben nunca.

“La segunda vuelta debe estar incluida, porque la realidad de Honduras cambió, antes el que ganaba lo hacía con una mayoría demostrada, pero ahora con 14 partidos políticos y hay riesgo que la elección, la ganen hasta con 25 por ciento del electorado y eso no les da legitimidad a los presidentes, agregó.  

Cabe destacar que la nueva Ley Electoral, se trata de una ley secundaria, mientras que la segunda vuelta o balotaje, así como la reelección presidencial, significan una reforma constitucional que solamente puede ser aprobada mediante mayoría calificada o a través de una consulta popular.

No obstante, Barquero asegura que la inestabilidad política de Honduras, ha afectado la inversión extranjera hasta en un 18 por ciento en los últimos años y la situación podría empeorar en los próximos años si no se toman decisiones oportunas en materia electoral. JP

Compartir

spot_img

Más noticias

spot_img
spot_imgspot_img