Se vislumbra un Legislativo con amplio dominio de la alianza

Tegucigalpa – Los resultados preliminares ofrecidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), luego de las elecciones generales del pasado domingo, vislumbran la integración de un Poder Legislativo con dominio de la Alianza, aunque sin llegar a una mayoría calificada.

– Se estima que 36 mujeres conformarían la nueva composición en la Cámara hondureña y que una de ellas podría -incluso- ser la titular de ese poder del Estado.

Los primeros datos establecen que Libertad y Refundación (Libre) obtendría 50 curules en el hemiciclo hondureño, mientras 42 le corresponderían al Partido Nacional, 22 al Partido Liberal, 12 al Partido Salvador de Honduras (PSH), 1 a la Democracia Cristiana (DC) y 1 para el Partido Anti Corrupción (PAC), sin embargo estos números podrían variar al completarse las actas en el nivel electivo parlamentario.

Si se confirman los datos anteriores únicamente cinco partidos políticos tendrían representación en el Parlamento hondureño.

(LEER) Importantes líderes políticos estarían quedando fuera del Congreso Nacional

Expertos consultados por Proceso Digital arguyen que la nueva conformación del Congreso tendrá dominio por parte de la Alianza que integraron Libre/PSH, aunque sin mayoría calificada (84 votos) para nombrar importantes cargos en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Ministerio Público (MP), Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), Procuraduría General de la República (PGR) y otros.

Es por ello -subrayan los entrevistados- que el Partido Liberal se consolidará como una fuerza importante para lograr acuerdos con la Alianza, que desde un inicio prometió derogar la Ley de las ZEDEs, el nuevo Código Penal, Ley de Escuchas, Ley de Secretos y otras que se aprobaron en los últimos 12 años.

Control de la alianza

El analista Raúl Pineda Alvarado, dijo a Proceso Digital que el Congreso Nacional será controlado por la Alianza que componen Libertad y Refundación – Partido Salvador de Honduras.

“Como ellos ganaron la elección y controlan el poder pueden hacer un reclutamiento de diputados liberales que son más afines a la oposición que al Partido Nacional, o reclutar también a miembros de otros partidos y no ocuparían a los nacionalistas para tomar las decisiones importantes”, reflexionó.

A criterio de Pineda Alvarado, el triunfo de la oposición fue tan arrollador que tienen toda la autoridad y la responsabilidad histórica.

El analista Raúl Pineda Alvarado.

Caviló que un buen Congreso Nacional solo será posible si hay buenos diputados. “Se debe enfatizar en capacitar a los diputados electos porque podrán ser buenos médicos, buenos abogados y buenos ingenieros, pero eso no garantiza que sean buenos diputados. Una vez que ellos se capaciten básicamente en temas presupuestarios, técnica legislativa, derecho constitucional, derecho parlamentario, tal como se hacía antes”, explicó.

El entrevistado apuntó que solo con esos requisitos de los nuevos inquilinos del Poder Legislativo se podrán revertir algunas leyes consideradas lesivas para la población hondureña.

“Para solucionar estas leyes aprobadas por el Congreso actual la tarea puede ser bastante simple hay (que) arreglarlas con dos líneas, derogar o abrogar el decreto tal de tal fecha que contiene la ley tal”, ejemplificó.

El próximo Congreso Nacional tendrá dominio de la Alianza Opositora.

Pineda Alvarado mencionó que el nuevo Congreso Nacional podría derogar leyes como: Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDEs), Ley de Secretos, Código Penal, nuevo reglamento de debates que no existe en el Congreso, así como la modificación de la Ley Orgánica de ese poder del Estado, es decir tienen una tarea muy grande, pero para eso necesitan estar capacitados”.

Aseveró que la mala legislación violadora de derechos es el principal enemigo a vencer del pleno entrante al Congreso de la República.

Destacó que es un avance que más mujeres lleguen al hemiciclo (proyecciones dicen que son 36 de 128), pero será fundamental que se preparen para legislar de forma correcta y justa.

Puntualizó que se vislumbran quienes podrían ocupar el cargo de titular del nuevo Congreso Nacional y mencionó a Maribel Espinoza, Hugo Noé Pino, Luis Redondo o Jorge Cálix, pero todavía es muy prematura para hablar sobre estas posibilidades.

Concluyó en mandar a capacitar a los nuevos diputados a otras latitudes como el Parlamento Centroamericano (Parlacen), Parlamento Europeo y otros que funcionan en varios países, caso contrario se seguirá teniendo un congreso provinciano.

La socióloga Julieta Castellanos.

Castigo al oficialismo y a sus aliados

La tendencia indica que el Congreso Nacional (CN) estará conformado por cuatro partidos políticos y tres grupos parlamentarios – Libre-UNOH, Partido Nacional y Liberal, ya que la concentración del voto se revela en cuatro fuerzas partidarias, lo que indica que algunos partidos tradicionales no tendrán representación, si la tendencia se mantiene, inició diciendo la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

Lo anterior indica que el elector reflexionó y aprendió que el voto ofrendado a los partidos pequeños fue defraudado, ya que no se dedicaron a legislar por el bien común, sino que hicieron alianzas con el oficialismo, cuando uno vota por un candidato de un partido emergente es porque se cree que será un legislador diferente, después de las elecciones la población entendió la lección y los partidos pequeños como el Partido Nacional han recibido un castigo.

En tal sentido, Castellanos, exdirectora de Instituto Universitario en Democracia Paz y Seguridad (IUDPAS), analizó que lo observado en las urnas, no es más que la insatisfacción de la ciudadanía, pues el partido actualmente en el poder, no sólo legisló para obtener la derrota en estas elecciones generales, sino que también arrastró a los demás partidos pequeños al precipicio y hacerlos desaparecer prácticamente del Congreso Nacional.

Si oposición gana el CN podrá gobernar y cumplir 

Añadió que sería una ventaja que Libre y PSH, puedan constituirse en mayoría parlamentaria porque eso les daría posibilidades de cumplir con la agenda propuesta, como la derogación del leyes en perjuicio de la lucha contra la corrupción, la impunidad y crimen organizado, además la Ley de Secretos, la Ley de Lavado de Activos y continuar con el combate a la corrupción porque es la agenda clave y urge en el país.

Según Castellanos, la presidenta electa podrá gobernar solventemente, si logra ganar el Congreso, por eso sus legisladores están logrando buenos resultados, porque la ciudadanía tiene grandes expectativas en ellos, ahora se espera que cumplan las promesas de campaña, se puede esperar mucho, porque Libre recibió respaldo en las urnas, el Poder Ejecutivo y Legislativo “tienen las herramientas para tomar decisiones importantes en favor de Honduras”, concluyó.

El analista político, Efraín Díaz Arrivillaga.

Consolidar la unidad

En tanto, para el analista político, Efraín Díaz Arrivillaga en conversación con Proceso Digital, dijo  que el Congreso Nacional debe de consolidar la unidad de la alianza para poder lograr una mayoría simple, pero para poder lograr algún acuerdo la bancada liberal jugará un papel importante con un consensó para consolidar la agenda a plantear.

Agregó que hay una composición importante con las cuatro fuerzas políticas y un integrante de la Democracia Cristiana que no estaba en el radar.

Indicó que el Congreso deberá enfrentar decisiones importantes como la integración de la Corte Suprema de Justicia, un nuevo Fiscal General y Adjunto y algunas reformas a leyes como al Código Penal, Ley de Secretos, las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDEs).

“Hay varios temas que son importantes y que requieren de mayoría calificada por lo que la bancada del Partido Liberal jugará una posición importante para la toma de decisiones y el país pueda avanzar”, señaló.

Sostuvo que al tener la primera mujer presidenta no se descarta que el Congreso Nacional pueda tener una mujer presidenta también al integrarse el mismo una buena cantidad de féminas.

“La alianza de los partidos es fundamental para consolidar un Congreso Nacional con mucho balance, más abierto y democrático”, apuntó.

El sociólogo Julio Navarro.

Lectura de renovación

El sociólogo Julio Navarro, consideró que hay una renovación en cuanto a la elección de diputados que integrarán el próximo Congreso Nacional.

No obstante, aclaró que la renovación fue por parte de los votantes, y no de los partidos políticos, explicando que éstos propusieron los mismos candidatos.

“Están sacando a diputados que se creían que eran inamovibles en esas planillas, hay una lectura de renovación, fundamentalmente, a nivel de la base del Partido Nacional, que están dispuestos a limpiar el partido”, declaró a Proceso Digital.

En el caso del Partido Nacional, Navarro explicó que los actuales diputados nacionalistas desgastaron a esta institución política y convirtieron el Congreso Nacional en un “tramitador público” de las adherencias que tenía el Poder Ejecutivo.

Asimismo, opinó que los electores castigaron al Partido Liberal con una reducción de candidatos electos, debido a que vieron cómo la bancada se convirtió en bisagra del partido de gobierno.

Recordó que en los anteriores Congreso Nacional, el Partido Liberal no se sumó para que la oposición tuviera hegemonía en este poder del Estado.

Navarro analizó que la renovación del Poder Legislativo puede conllevar a nuevos compromisos de los nuevos diputados y tengan una mayor visión para resolver los grandes problemas del país.

Comparó que la integración de este Congreso Nacional es similar a las del 2013 y 2017, en la que el electorado no votó por un poder del Estado dominado por el partido de gobierno.

El exmagistrado del Tribunal de Elecciones, Augusto Aguilar.

No habrá mayoría absoluta

El expresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE), Augusto Aguilar, dijo a Proceso Digital que todavía hay que esperar un mayor conteo en la categoría de diputados, pero en términos generales cada partido tiene derecho a un diputado según el cociente departamental.

Al final no se terminan de cubrir las plazas con el cociente y se asignan a los que tengan mayores residuos, es por ello que en este renglón se debe esperar hasta el último conteo, aún no se puede hablar de un virtual Congreso Nacional.

Sin embargo se prevé que el siguiente Parlamento hondureño tendrá mayor representación de fuerzas políticas, lo que es saludable para el pueblo ya que las decisiones ya no estarán en dos partidos políticos como sucede en la actualidad, aseveró el experto en temas electorales.

Recordó que hay muchos asuntos del próximo Congreso en los que se requiere mayoría calificada, es decir 86 votos a favor, entre ellos la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General, Procurador General de la República y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

Los principales retos de los nuevos diputados es cumplir las promesas de campaña ya que eso llevó a la población a prestarles el voto en las elecciones generales del 28 de noviembre.  (PD)

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img