spot_img

Santeros cubanos prevén enfermedades, desastres naturales y delitos en 2023

Por:

Compartir esta noticia:

La Habana – La Institución Religiosa «Asociación Cultural Yoruba de Cuba» vaticina para 2023 el incremento de enfermedades, la delincuencia y el alcoholismo, además de advertir sobre un necesario cambio de mentalidad en favor del desarrollo de nuevas perspectivas socioeconómicas en la isla.

Un grupo de sacerdotes de la santería cubana o «babalawos» se reunieron la pasada noche vieja en la sede de la Asociación en La Habana y este 1 de enero publicaron la «Letra del Año» con sus predicciones, una de las tradiciones enraizadas en los practicantes y creyentes.

LAS PROFECÍAS DE LA LETRA

Las profecías del oráculo de las religiones afrocubanas contenidas en la letra o el signo que regirá este año, también presagian desastres naturales por huracanes, agitaciones del mar y crecidas de ríos con pérdidas económicas y humanas.

Prevén un incremento de las actividades delictivas violentas y de robos por lo que se recomienda tomar precauciones con las propiedades individuales y estatales.

Ven con preocupación la tendencia de envejecimiento de la población que queda sin apoyo de la juventud ante el éxodo masivo registrado en el último año y la consecuente disminución del índice natalidad.

Pronostican un incremento del consumo de alcohol en la población que genera problemas sociales y consideran que se deben divulgar más los daños que trae asociados.

Alertan también acerca de la educación de la niñez y la juventud, y avisan del éxodo de los maestros hacia otras ocupaciones.

OBATALÁ, LA DEIDAD GOBERNANTE

Obatalá, la deidad de la creación, el santo mayor que ocupa un lugar preponderante en la santería afrocubana, será la deidad regente o gobernante.

En la santería cubana sincretiza con la Virgen de las Mercedes (para los católicos) y representa la pureza, la divinidad de las causas imposibles, protectora de los enfermos. Se le reconoce como el creador del ser humano y por eso se le atribuye la potestad de ser el dueño de todas las cabezas.

Esta vez tendrá como deidad acompañante a Oshún, la Virgen de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba en la religión católica. Según su historia, es la dueña del amor y las aguas dulces del mundo, personificando el amor, la fertilidad, la intensidad de los sentimientos y la espiritualidad.

EL ORÁCULO RECOMIENDA

En la santería, uno de los cultos sincréticos más extendidos en Cuba, cada letra o signo comprende una historia de las deidades o los «orishas» del panteón yoruba, que hablan por ella y lleva implícita una enseñanza o recomendación en general.

En 2023, entre sus recomendaciones incluye retomar como prioridad las medidas preventivas sanitarias en el país para limitar la proliferación de enfermedades contagiosas.

Asimismo aconseja un cambio de mentalidad que facilite el desarrollo para nuevas perspectivas socioeconómicas, así como potenciar legalmente las posibilidades económicas internas en la producción agroindustrial.

Y alerta a las autoridades en cuanto al excesivo empleo de bioquímicos en las viandas, frutas, embutidos y alimentos en general por sus consecuencias nocivas a la salud.

LA SANTERÍA EN CUBA

Los cultos sincréticos, llegados a Cuba con los esclavos africanos en la época colonial, se trasmiten por tradición oral de una generación a otra a través de rezos, ritos, conjuros, fórmulas mágicas, refranes, bailes, cantos, sacrificios y liturgias.

La santería tiene en la adivinación una de sus principales prácticas y entre sus elementos propios a los caracoles, destinados al acto de consulta, y el uso de los llamados «collares de fundamento», confeccionados con cuentas de los colores que caracterizan a cada deidad. JS

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img