Salvadoreños se muestran permisivos ante acusaciones de nepotismo en Gobierno

San Salvador – La gran mayoría de la población salvadoreña se muestra abierta a tolerar la acusaciones de nepotismo contra el Gobierno y sus aliados a cambio de resultados positivos en aspectos como la seguridad.

Así lo señalan los resultados de una encuesta nacional publicada recientemente por el Centro de Estudios Ciudadanos (CEC) de la privada Universidad Francisco Gavidia.

LA POLÉMICA

En las últimas semanas se ha reavivado en El Salvador la polémica por señalamientos de nepotismo contra uno de los diputados más influyentes del oficialismo.

De acuerdo con publicaciones de los medios locales El Diario de Hoy y El Faro, varios familiares del diputado Guillermo Gallegos, de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), y de su esposa trabajan en el Congreso.

Gallegos fue presidente de este órgano de Estado entre 2016 y 2018.

En su momento, también el presidente del país, Nayib Bukele, fue acusado de esta práctica por nombrar, según medios locales como El Faro y Diario El Mundo, a su tío Miguel Kattán como secretario de Comercio e Inversión de la Presidencia.

También nombró a su hermano Yamil Bukele como titular del Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES), pese a que en 2016, cuando era alcalde de San Salvador, el mandatario salvadoreño fue sancionado administrativamente por darle un puesto de dirección a dicho hermano.

En la citada encuesta se preguntó a los salvadoreños que «luego de considerar de que algunos familiares del presidente trabajan en el Gobierno, ¿considera que hay nepotismo?».

El 44,8 respondió que «sí, pero se justifica por cargos de confianza», el 31,9 % señaló que «no hay nepotismo, es propaganda» y el 20,1 % señaló que esta práctica se da «de manera exagerada».

EL PERDÓN DEL PUEBLO

De acuerdo con el director del CEC, Óscar Picardo, Bukele «es una especie de neo-caudillo, de mesías, de líder que redime el pecado político del pasado», principalmente del llamado «gobierno del cambio» del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, de izquierda).

«Los cerebros cansados y estafados de la gente hoy encontraron un asidero en el cual creer: Nayib Bukele, y a él y a su equipo no solo se le cree, sino que se le perdona y tolera casi todo», subrayó en una breve análisis sobre la encuesta.

EL PERMISO INDEFINIDO

Efe consultó a Picardo durante una conferencia de prensa sobre el tiempo que podría extenderse esta disposición de la población y el experto señaló que podría ser «indefinido».

«Mientras esté retroalimentando y comunicando, yo creo que esto va a ser indefinido» y «se le puede tolerar y perdonar más en la medida en que solucione los hitos críticos que la gente espera», señaló.

Destacó que una de las áreas fuertes del Ejecutivo de Bukele, que llegó al poder el 1 de junio pasado para romper con el dominio que el FMLN y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) por 30 años, es la comunicación.

Añadió que si el Gobierno «logra mantener la baja de homicidios como va la tendencia, se le va a perdonar eso y más», porque «está solucionando una de las cosas que no se ha solucionado en 20 años».

Picardo destacó que la buena imagen de Bukele, a quien la población asignó una nota (en una escala de 0 a 10) de 8,39 en los primero seis meses de su Administración, se transfiere a sus ministros, incluso a los «más polémicos».

Al ser preguntado sobre la posibilidad de que esta situación se repita con los candidatos a diputados de los partidos cercanos a Bukele señaló que «creería que sí».

El Salvador tiene programadas para el 2021 unas elecciones legislativas que apuntan a una mayor caída electoral del FMLN y Arena, cuya imagen se ha visto salpicada por procesos penales por corrupción.

Lo + Nuevo

22,644FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte