Sacerdote pide que México y Centroamérica den más protección a inmigrantes

México – El sacerdote mexicano Alejandro Solalinde, quien dirige un albergue en apoyo a centroamericanos, pidió hoy a los Gobiernos de México y Centroamérica que protejan a los inmigrantes de los abusos que comenten bandas delictivas.
 

«Los secuestros y desapariciones de los inmigrantes centroamericanos ocurren a lo largo de su travesía y por ello debe ser atendido, e incluso, castigado en cualquier país donde se haya cometido» el delito, dijo el sacerdote en una rueda de prensa.

El coordinador Pastoral de la Movilidad Humana de la Diócesis de Tehuantepec, Oaxaca (sureste), aseguró que el año pasado hubo más de 200 secuestros de indocumentados, la mayor parte, dijo, en territorio mexicano.

Sin embargo, aclaró que este delito se concentra a lo largo del Istmo de Tehuantepec «sin que las autoridades hagan algo por detener a los responsables».

«México y los países centroamericanos deben asumir la responsabilidad compartida para atender este problema», añadió.

Una delegación de la Cancillería mexicana se reunió la semana pasada con sus pares de El Salvador y Guatemala, y se espera que en días próximos lo realice con Honduras, para discutir sobre los riesgos que enfrentan los inmigrantes centroamericanos a su paso por México en su intento por llegar a EE.UU.

La intención es reforzar la vigilancia y seguridad de los indocumentados.

Sobre esto dialogó Solalinde y expresó su esperanza de que den frutos en beneficio de los derechos humanos de los inmigrantes centroamericanos.

En agosto pasado, un grupo de 72 inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, fueron asesinados en el estado mexicano de Tamaulipas (noreste), en una acción atribuida al cartel mexicano de Los Zetas.

En diciembre al menos 30 indocumentados centroamericanos, 50 según organizaciones civiles, fueron secuestrados por grupos del crimen organizado en el estado de Oaxaca.

Por territorio mexicano pasan cada año unos 250.000 centroamericanos indocumentados que buscan llegar a Estados Unidos, a quienes se suman otros 500.000 mexicanos que van tras la misma meta.

Solalinde se reunió esta tarde con el alcalde de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, a quien le pidió el apoyo del gobierno capitalino para aplicar medidas de colaboración en apoyo a los indocumentados.

En respuesta, Ebrard se comprometió a garantizar la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes que transitan por la capital del país y lamentó que México exija a EE.UU. un trato digno a los mexicanos cuando no se respeta a los inmigrantes centroamericanos.

Lo + Nuevo

22,247FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte