spot_img

Rusia lanza noveno ataque masivo de misiles contra Ucrania desde octubre

Por:

Compartir esta noticia:

Moscú/Leópolis – Rusia ha lanzado un ataque con casi 80 misiles sobre Ucrania, incluidas las ciudades de Kiev y Járkov, el noveno en poco más de dos meses y que la Fuerza Aérea logró mayoritariamente repeler, aunque el mando ucraniano reconoce que sus sistemas antiaéreos soviéticos se quedan sin munición y piezas de recambio.

Las sirenas empezaron a sonar a primera hora de la mañana en Kiev y se extendieron a 16 regiones del país, entre ellas Dnipropetrovsk, Zhitómir y Vínnytsia.

Noveno ataque ruso contra la infraestructura crítica

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, denunció que «Rusia golpeó la orilla izquierda de la capital» en tres distritos.

Según el portavoz de la administración militar de la capital ucraniana, Mikhaylo Samanov, «cerca de Kiev fueron detectados más de 40 misiles, 37 de los cuales fueron derribados», un ataque que calificó como el «de mayor envergadura desde el comienzo de la guerra», el pasado 24 de febrero.

Por su parte, el alcalde de Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, Ihor Terekhov, informó de «daños colosales» en la infraestructura crítica.

Maryna Shevchenko, portavoz de Kharkivoblenergo, la empresa eléctrica de Járkov, reconoció que la ciudad se ha quedado «completamente sin electricidad».

Krivói Rog, en la región de Dnipropetrovsk, no solo se quedó sin electricidad, sino que informó sobre la pérdida de dos civiles tras impactar un misil ruso en un edificio.

El gobernador, Valentyn Reznichenko, informó además de cinco heridos, incluidos dos niños.

Emergencia eléctrica en Ucrania

La empresa estatal eléctrica Ukrenergo afirmó que el bombardeo ruso provocó que más del 50 % de la red eléctrica del país se quedara afectado, situación ante la cual decretó el estado de emergencia energética.

«Teniendo en cuenta que ésta ya es la novena ola de ataques con misiles contra las instalaciones energéticas, la restauración del suministro de energía puede llevar más tiempo que antes», alertó la empresa.

Adelantó que priorizará la conexión de hospitales, acueductos, calefacción y plantas de tratamiento de residuos.

El ministro de Energía ucraniano, Hermán Halushchenko, reconoció que «hay daños en 9 instalaciones de generación, también fueron dañadas subestaciones, lo que restringió la producción eléctrica, especialmente la de generación nuclear».

«Los rusos están tratando de destruir tanto las instalaciones de generación como las de distribución y transmisión. Se trata de otro ataque terrorista», indicó.

El Gobierno espera poder restablecer el suministro «lo antes posible», agregó.

Defensa antiaérea insuficiente

El ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Réznikov, señaló en una entrevista a The Guardian que la efectividad de la defensa antiaérea ha aumentado al 80 %.

Este viernes fueron derribados 60 de los 76 misiles de crucero de emplazamiento aéreo y naval lanzados por Rusia, según la Fuerza Aérea.

«Una característica del ataque actual fue el lanzamiento de misiles de crucero Kh-101/Kh-555 no solo desde el mar Caspio, sino también desde la región de Sarátov, del aeródromo de Enguels, base de los bombarderos estratégicos Tu-95MS» que fue atacada hace once días por drones ucranianos, señaló.

No obstante, las Fuerzas Armadas afirman que la protección del cielo ucraniano es aún insuficiente.

«Aunque los medios proporcionados por nuestros socios occidentales han fortalecido la defensa antiaérea en algunas zonas del frente, Ucrania todavía necesita mucho para defenderse», afirmó el portavoz de la Fuerza Aérea, Yuri Ignat.

Ignat admitió la imposibilidad de cerrar el espacio aéreo ucraniano, actualmente protegido por antiguos sistemas antiaéreos soviéticos como los Buk-M1 y los S-300, además de varios occidentales e instó a «pensar en el futuro» y buscar reemplazo a los sistemas antiaéreos soviéticos, sobre todo porque las municiones y repuestos de estos «se están agotando».

Por ello destacó la importancia del suministro de sistemas occidentales como los NASAMS, los IRIS-T, los Patriot y los SAMP-T «que pueden ayudar a Ucrania a proteger su espacio aéreo».

Pérdidas civiles en el Donbás

En tanto, las autoridades prorrusas de la región de Lugansk, anexionada por Rusia el pasado septiembre, denunciaron hoy un ataque ucraniano contra la localidad de Stajánov y la aldea de Lantrativka, que dejó al menos 11 muertos y una treintena de heridos.

La víspera, el alcalde prorruso de la ciudad de Donetsk, Alexéi Kulemzin, informó sobre un bombardeo de la urbe con 40 misiles ucranianos, calificado como el mayor desde 2014, que dejó un muerto y nueve heridos.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, acusó por su parte a Rusia de arrasar «físicamente pueblos y aldeas para que los soldados ucranianos no tengan edificios que puedan usar como defensa» en el Donbás.

En estos territorios es donde se están produciendo estas últimas semanas los más duros combates entre ambos bandos. AG

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img