spot_imgspot_img

Roscosmos se prepara para poner punto final a su participación en la EEI

Por:

Moscú – Rusia ha constatado la negativa de Occidente a levantar las sanciones contra empresas de la agencia estatal rusa Roscosmos y anunció hoy su decisión de retirarse de la Estación Espacial Internacional (EEI), lo cual pondrá en jaque la existencia de esta plataforma orbital, símbolo de la colaboración internacional durante más de dos décadas.

«Presentaremos próximamente a la dirigencia del país las propuestas concretas de Roscosmos respecto a los plazos del cese de la cooperación en el marco de la EEI con las entidades espaciales de EEUU, Canadá, la UE y Japón», declaró en Telegram el director general de la agencia espacial rusa, Dmitri Rogozin.

Respuestas insatisfactorias

Hasta hoy, el Gobierno ruso tenía previsto participar en la EEI hasta 2024, con la intención de lanzar después su propia estación y negociaba la posibilidad de continuar la colaboración hasta 2030, pero la repuesta recibida no satisfizo a Roscosmos, que dejó en claro que la cuestión no es si continúa participando o no, sino cuándo se retira del proyecto.

Rogozin, que había presentado a sus colegas un ultimátum para levantar antes del 31 de marzo las sanciones impuestas a Rusia tras la ofensiva militar en Ucrania, comentó las respuestas las agencias espaciales de EEUU, Canadá y la UE.

«La NASA continuará interactuando con las correspondientes entidades federales y agencias de EEUU con el objetivo de mantener la cooperación en el marco de la EEI y su explotación, incluyendo cualquier cooperación necesaria del programa de la EEI con el apoyo» de las empresas sancionadas, explicó.

El jefe de Roscosmos indicó que la respuesta de Canadá era «un calco» de la estadounidense, y afirmó que el jefe de la Agencia Espacial Europea, Josef Aschbacher, «asumió el papel de cartero, al confirmar que no toma este tipo de decisiones y por ello redirigirá mi carta a los países miembros de la UE».

«O sea, nos proponen esperar a que la burocracia de todos los 28 países accedan a leer la carta de Roscosmos. Para ese momento, o el burro estira la pata, o la EEI se muere por causas naturales», lamentó.

Por ello, aseguró, la posición de las entidades occidentales es clara: «no retirarán las sanciones».

Inviable sin Rusia

Rusia ha alertado reiteradamente que la estación, puesta en órbita en 1998 y diseñada para funcionar durante 15 años, requeriría ahora de una enorme inyección de dinero para su reparación, con el fin de evitar que se desintegre «en pedazos» antes de 2030.

Pero más allá de este hecho, que implicaría un enorme gasto de recursos para Moscú, la participación de Rusia en este proyecto es tan significativa que su retirada implicaría de facto una sentencia de muerte para la EEI.

La propia NASA ha reconocido que cualquier intento de separar el segmento estadounidense del ruso «supondría importantes desafíos logísticos y de seguridad dada la multitud de conexiones externas e internas, la necesidad de controlar la inclinación y la altitud de la nave espacial y la interdependencia del software».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img