spot_imgspot_img

Revocar alivio migratorio a jóvenes indocumentados costaría millones a EEUU

Miami (EEUU) – Si el presidente electo de EEUU, Donald Trump, cumple con su promesa de acabar con el alivio migratorio que ha otorgado permiso temporal de residencia y trabajo a unos 740.000 jóvenes indocumentados, supondría una pérdida de al menos 340.000 millones de dólares, según un estudio divulgado hoy.

El centro de investigaciones Instituto Cato precisó que dejar sin efecto el programa del presidente Barack Obama Acción Diferida (DACA) y deportar a estos jóvenes inmigrantes costaría a las arcas del país más de 60.000 millones de dólares.

Señaló que a esas pérdidas se sumarían a otros 280.000 millones de dólares que perdería la economía estadounidense en la próxima década.

«El presidente electo Trump debería ver que DACA es un buen negocio para el trabajador americano», aseguró Ali Noorani, director del Foro Nacional de Inmigración en un comunicado en el que se pronunciaron líderes civiles y empresariales sobre el estudio.

El activista instó al republicano, quien toma posesión este viernes, a preservar el programa y urgir al Congreso «a aprovechar la oportunidad de buscar soluciones bipartidistas que permitan que estas contribuciones continúen y se expandan».

Ante el fracaso de una reforma migratoria bipartidista, Obama anunció en 2012 la creación de DACA, una medida unilateral para beneficiar a jóvenes que fueron traídos de niños al país por sus padres indocumentados, aunque Trump ha prometido revocar esta orden ejecutiva.

Sin embargo, desde entonces Trump ha moderado su discurso y, en una entrevista emitida este miércoles, dijo en relación a estos jóvenes indocumentados que en los próximos meses anunciará un plan migratorio que será «muy firme» pero, al mismo tiempo, tendrá «mucho corazón».

Para el investigador Ike Brannon, presidente de Capital Policy Analytics, «sería autodestructivo» que Trump comience su Gobierno «emitiendo una orden ejecutiva propia que impone un costo significativo para la economía, mientras hace poco o nada para arreglar los problemas subyacentes que la inmigración ilegal causa».

DACA ha sido duramente criticado por Trump y los congresistas republicanos, que rechazan que fuera la Casa Blanca y no el Capitolio quien aprobó una medida de este tipo.

La pasada semana un grupo de congresistas republicanos y demócratas presentaron un proyecto de ley que responde al acrónimo BRIDGE (puente, en inglés) y que reemplazaría a DACA mientras el Congreso encuentra una solución permanente.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,053FansMe gusta
37,523SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img