spot_imgspot_img

Reo que originó matanza en hospital se suicida antes de ser recapturado

Guatemala- El reo Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, quien fue rescatado el 16 de agosto de 2017 por miembros de su pandilla tras protagonizar una matanza en el Hospital Roosevelt, de la capital guatemalteca, se suicidó hoy para no dejarse capturar, confirmó una fuente oficial.

El ministro de Gobernación (Interior), Enrique Degenhart, explicó que agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC) y de la Dirección General de Inteligencia Civil daban seguimiento desde hace varias semanas al prófugo, y que esta madrugada se realizó el operativo para hacer la recaptura.

Agregó que el «peligroso pandillero» ingresó a un inmueble de la colonia Mirador de la Cruz, en la periferia norte de la capital, acompañado de su esposa y su hijo menor de edad, y que las fuerzas especiales lo conminaron a entregarse.

Sin embargo, «hubo un fatal desenlace, desafortunadamente». expresó el ministro en una entrevista con el noticiero de televisión Noti 7.

Por su parte, el portavoz de la PNC, Pablo Castillo, precisó que las fuerzas de seguridad se percataron alrededor de las 2.40 hora local de este jueves (08.40 GMT) de la presencia de Cabrera en el inmueble.

«Luego de un intercambio de disparos, los investigadores le pidieron que se rindiera pero hizo caso omiso y se coordinó que dejara salir a su esposa y a su hijo de 8 años, quienes fueron atendidos por crisis nerviosa», dijo.

Castillo relató que la mujer, no identificada, les manifestó a los agentes que Cabrera le indicó que se dispararía en la cabeza porque prefería «estar muerto que preso».

Detalló que cuando los agentes ingresaron a la residencia lo encontraron con un disparo en la cabeza en una cama y una arma de fuego en la mano, pero aún con signos vitales, por lo que fue trasladado al Hospital San Juan de Dios, donde falleció.

Cabrera, conocido con el alias de «liro boy» o «chatía» había sido llevado el 16 de agosto del año pasado por el Sistema Penitenciario al Hospital Roosevelt para un tratamiento médico.

Sin embargo, un grupo de pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS), fuertemente armados, protagonizó un tiroteo que dejó como saldo 7 muertos y 12 heridos, y lo rescató.

Los fallecidos fueron dos agentes del Sistema Penitenciario, un agente de seguridad privada del hospital, y otras cuatro personas, entre ellos tres pacientes.

Las autoridades habían ofrecido una recompensa de 150.000 quetzales (19.480 dólares) por información que permitiera de nuevo su captura.

El ministro del Interior aseguró que se tiene «en la mira a muchos otros líderes de las pandillas para capturarlos y sacarlos de la generación del crimen, las extorsiones y el sicariato».

Degenhart reconoció que los pandilleros «tienen de rodillas a la población guatemalteca», y que el objetivo de su cartera es «recuperar la paz y tranquilidad» del país.

Sostuvo que las fuerzas de seguridad están haciendo las diligencias para combatir de forma frontal a estas estructuras criminales que denomina como «terroristas urbanos».

«Nuestra prioridad número uno es proteger la vida y la seguridad de los guatemaltecos» para mantener la tendencia a la baja de los homicidios, aseguró.

La tasa de homicidios en la actualidad en Guatemala, según las autoridades, es de 22,9 por cada 100.000 habitantes.

Cuando asumió el Gobierno del presidente Jimmy Morales en enero de 2016 para un periodo de cuatro años, era de 30 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con el Ministerio del Interior.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,687SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img