Rectora de la UNAH da tres meses de plazo para que interventora termine con estatus quo en secretaría de Salud

Tegucigalpa- La rectora interina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, espera que un término de tres meses la comisión interventora termine con el estatus quo de corrupción en la secretaria de Salud.
 

*Castellanos argumenta que la salida de Araujo era inminente debido a la presión de los grupos poderosos entronizados en el ministerio de Salud.

“Creo que la comisión que se ha nombrado Salud tiene un gran problema y es que si no hacen nada, van a confirmar que ellos han llegado ahí para que continúe el estado actual de compras, y si hacen lo que tienen que hacer, tendrían que continuar con las investigaciones y tendrían que cambiarle el rumbo a la secretaria”, explicó.

Agregó que “eso se va a ver en los próximos dos o tres meses, de ahí se podrá confirmar la prevalencia del estatus quo y si ha sido el triunfo de esos sectores que aparentemente se han enriquecido de una forma acelerada haciendo negocios a cambio de la salud o muerte de la población hondureña”, argumentó.

Sostuvo que proveedores, farmacéuticos, comisionistas, políticos, grupos económicos y auditores, se alinearon para que se diera la salida de la ministra Roxana Araujo de la secretaría de Salud.

Según Castellanos, los intereses económicos de los diferentes grupos que básicamente se convierten en proveedores, intermediarios o los que gestionan las ventas en el ministerio de Salud, fueron los que intervinieron para provocar la salida de Araujo

Recordó que en el caso de los proveedores, la ministra de Salud con su equipo dejó al descubierto algunas de las irregularidades que fueron exhibidas públicamente en un foro de televisión.

Otro de los problemas que llevaron a la salida de la ministra puede estar vinculado con la sustracción de medicamentos del Almacén Central, al revelar que en diferentes hospitales se solicitaba cierta cantidad de medicamentos que al final no llevaban a su destino, detalló.

Asimismo, está vinculada su salida con el cobro de comisiones donde muchos de los proveedores son víctimas de grupos internos de la institución que cobraban comisiones de 15 y 20 por ciento, coincidentemente la sobrevaloración de medicinas en un 20 por ciento tenía que ver con ese porcentaje que estaban cobrando esos grupos.

Igualmente, la ministra enfrentó a proveedores que llegaban con facturas millonarias para que se les pagarán supuestamente medicamentos que entraron en la administración del entonces ministro del ramo, Arturo Bendaña, al ser compras fraccionadas superaban los 30 millones de lempiras y ella no quiso acceder al pago ya que no había evidencia que entraron los fármacos.

“Estos grandes problemas fueron planteados al presidente Porfirio Lobo, por lo que valoramos que la salida de la ministra era inminente, era toda una campaña de los grupos interesados en confabulación con la auditoría interna”, puntualizó.

Síganos

21,741FansMe gusta
33,551SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

Reportan el deceso de otro galeno por sospecha de COVID-19 en Siguatepeque

Este mediodía se reportó la muerte de otro galeno por sospecha de COVID-19, en Siguatepeque, Comayagua, zona central de Honduras.

Sin mora trabaja Laboratorio Nacional de Virología, anuncian microbiólogos

“Mora en estos momentos no hay, los resultados se están dando en tiempo y forma”, declaró a periodistas en Tegucigalpa.

MP asegura tener pistas de lugares donde se produce aguardiente adulterado

“Por otro elemento, se ha logrado ubicar algunos lugares que estarían probablemente elaborando este tipo de producto”, comentó Guzmán.

En Colón destruyen pista usada por el narcotráfico

Las fuerzas de seguridad el Estado de Honduras, procedieron a inhabilitar en la aldea El Elixir, departamento de Colón, una pista utilizada para operaciones del narcotráfico, se informó este martes.

Reportan seis fallecidos por sospecha de COVID-19 en hospitales de Tegucigalpa y SPS

Al menos seis pacientes han fallecido en las últimas horas bajo sospecha de COVID-19 en hospitales de Tegucigalpa y San Pedro Sula, norte de Honduras.