spot_imgspot_img

Reclaman al Gobierno sirio que deje de usar minas contra su propia población

Ginebra- El presidente de la Convención de Ottawa, el tratado sobre la prohibición de minas antipersonales, Prak Sokhonn, pidió hoy al Gobierno sirio que no utilice más este tipo de armamento contra su población civil.
 

En la misma línea, la ONG Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersonales, reclamó al Gobierno de Bachar al Asad «parar inmediatamente con el uso de minas» y «asegurar que se destruirán aquellas que ya se han colocado».

Estos llamamientos siguen a la difusión de un informe de la ONG Human Rights Watch, según el cual el Ejército sirio está utilizando minas terrestres antipersonales en zonas próximas a las fronteras con el Líbano y Turquía, que son las dos principales vías de escape de los refugiados sirios que huyen de los ataques de las fuerzas progubernamentales.

«Siria debe reconocer que el uso de minas antipersonales es inhumano», reclamó Prak.

Por su parte, la presidenta de la ONG Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersonales, Kasia Derlicka, manifestó su indignación por el hecho de que «Siria está utilizando minas antipersonales contra su propia gente, lo que se suma a la horrible crisis humanitaria a la que los civiles sirios se están enfrentando».

La Convención de Ottawa -de la que Siria no forma parte- reúne a 159 Estados contra el uso de minas antipersonales, de los que 155 ya no poseen estos artefactos.

Más de 44,5 millones de minas han sido destruidas gracias al tratado, 34 de los 50 países que las producían han dejado de hacerlo definitivamente, mientras que el resto aplica una moratoria en su fabricación o distribución.

El sirio es el cuarto gobierno, tras los de Libia, Israel y Birmania, que ha usado minas antipersonales desde enero de 2011.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,502FansMe gusta
39,517SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img