Tegucigalpa- En una fosa común del cementerio Divino Paraíso en Comayagüela fueron sepultados 25 cadáveres que no fueron reclamados por familiares en la morgue del Ministerio Público desde el 2012.
 

La Dirección General de Medicina Forense, a través del Departamento de Patología Forense informó que luego de un tiempo considerable se tomó la decisión de inhumar varios fetos, cinco personas identificadas pero no reclamadas por familiares y 18 sin identificar por falta de registro.

La vocera de la fiscalía, Katya Moncada, comunicó que los identificados fueron Víctor Manuel Pérez Caballero, Marbin Domingo López Chávez, Santos de Jesús López Vásquez, Mario Meza Hernández y Marvin Flores.

También, entre los recién nacidos identificados se encuentran el hijo de Petrona López y el hijo de Kenia Marbely Flores Mendoza. Además, una niña desconocida entre 10 a 15 años y varios fetos, detalló.

El último sepelio masivo se realizó el 18 de agosto del año pasado.