spot_img

Protestas retornan a ciudad universitaria en inicio de período académico 2018

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Un pequeño grupo que se identificó como parte del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) protagonizan este lunes tomas de instalaciones en Ciudad Universitaria, lo que derivó en enfrentamiento con la Policía Nacional. Sin embargo, voceros del cuerpo estudiantil negaron que ellos coordinen estas acciones.

– Los dirigentes Fausto Cálix y Héctor Ulloa negaron que el MEU esté detrás de las protestas.

– Defensores de DDHH denunciaron que los manifestantes portan gas lacrimógeno y lo lanzan durante los enfrentamientos.

– Las clases se mantienen normales, pese a las protestas.

Para este lunes estaban convocados 90 mil estudiantes para iniciar el período académico 2018 en todo el país.

El reducido grupo de jóvenes encapuchados se enfrentó este mediodía con miembros de la Policía Nacional, quienes procedieron a desalojarlos de la entrada principal de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Los estudiantes, afines de al Partido Libertad y Refundación (Libre), procedieron a tomarse la vía e interrumpieron el paso vehicular en el Bulevar Suyapa. En la acción fue notoria la presencia del excandidato a diputado por Libre, Pedro Joaquín Amador.

taxiUn taxi resultó afectado por el lanzamientos de piedras.La acción provocó un caos vehicular en la zona, por lo que elementos de la Policía Nacional procedieron a realizar el desalojo, pero los manifestantes se atrincheraron y cerraron la entrada principal de la Alma Máter.

Los manifestantes repelieron el mismo lanzando piedras y palos a los miembros de la seguridad.

gases LLos estudiantes se manifiestan en contra del presidente Juan Orlando Hernández en su segundo período de gobierno, además denuncian que las autoridades de la máxima casa de estudios no han cumplido con el cronograma acordado el año pasado durante la crisis que dejó varios meses sin clases a miles de universitarios.

Los dirigentes del MEU, Héctor Ulloa y Fausto Cálix, rechazaron que esa organización estudiantil esté detrás de las acciones violentas de este día. “El movimiento no ha convocado a tomarse instalaciones, queremos que este año haya clases en la UNAH y estamos trabajando en un reglamento para ir a elecciones”, dijo Ulloa.

De su lado, el defensor de Derechos Humanos, Jorge Jiménez, denunció que los manifestantes portan gas lacrimógeno, el que es lanzado durante los enfrentamientos con la Policía. “Habrá que investigar cómo es que estos jóvenes tienen el gas”, dijo.

Para este día estaban citados unos 90 mil estudiantes al inicio del primer período académico 2018.

Alrededor de tres meses se prolongaron las protestas que emprendieron miembros del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), en 2017.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img