Proceso Digital

Tegucigalpa – Para el analista Raúl Pineda Alvarado, el presidente de la República no debe de exhortar sus subordinados para que pongan a disposición los primeros dos hospitales móviles.

“El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, tiene que ordenar y no exhortar a sus subalternos para que procedan a poner a disposición de la población hondureña los hospitales móviles”, criticó Pineda Alvarado.

Señaló que el titular del Poder Ejecutivo debe mandar una orden que los hospitales pasen por el filtro de la actividad de investigación que realiza el Ministerio Público previo a su habilitación.

“Lo fundamental es que los hospitales móviles empiecen a operar y que se verifique que estos vengan con todo el equipo por lo que pagó el pueblo hondureño”, mencionó.

Pineda Alvarado reafirmó que la adquisición de los sanatorios móviles no pueden ser considerados como compras de emergencia argumentando que ha habido retrasos para que entre en funcionamiento.

Los dos hospitales móviles permanecen desde hace más de una semana en la Empresa Nacional Portuaria (ENP) en Puerto Cortés, por atrasos en la entrega de las facturas originales que ya están en manos de la Administración Aduanera de Honduras.