Presidente Hernández visita Isla Conejo y ratifica que es 100 por ciento hondureña

Tegucigalpa – El presidente Juan Orlando Hernández, visitó junto a su familia el fin de semana la Isla Conejo, según indicó en su cuenta de la red social de www.facebook.com/juanorlandoh, donde ratifico que el pequeño islote es territorio 100 por ciento hondureño.
 

«Ayer visité Isla Conejo, territorio 100 por ciento hondureño, supervise las instalaciones de energía solar y la construcción de un muelle-helipuerto que prometí en campaña. Platique con los soldados que estaban trabajando y resguardando nuestro territorio», posteó el mandatario.

En otro de los mensajes, señaló que junto a su esposa Ana y sus hijas Daniela e Isabela visitaron los manglares de la zona sur del país, el que calificó como un bello lugar de Honduras por lo que invitó a los hondureños a conocerlo al tiempo que dice sentirse orgulloso de su país.

«Convertiremos una ruta turística en el Golfo de Fonseca, los manglares, las islas, el mar, la pesca, el atardecer espectacular, sobre todo la gente alegre; tenemos todo para sacar provecho de estas bellezas y generar oportunidades de empleo para nuestra gente», escribió el gobernante hondureño.

La visita y la declaración del presidente Hernández, ocurre precisamente cuando en El Salvador se celebran los comicios presidenciales en cuya campaña electoral, resurgió el tema de la Isla Conejo, que el gobierno de El Salvador, Mauricio Funes, ahora reclama como suya, pero que cuya posesión a favor de Honduras quedó ratificada en el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya de septiembre de 1992 que dirimió el diferendo limítrofe entre los dos países.

Fue precisamente a inicios de septiembre del año pasado cuando Funes revivió el reclamo salvadoreño sobre el islote, luego que soldados hondureños izaran el pabellón nacional en la Isla Conejo, a lo que la cancillería del vecino país señaló que Honduras mantiene una «ocupación militar, ilegal y de facto» desde hace años sobre ese territorio.

Históricamente, El Salvador ha pretendido apropiarse de Isla Conejo, a pesar de que nunca estuvo en litigio en el juicio de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que únicamente las islas que estuvieron en disputa fueron Meanguera, Meanguerita y El Tigre. Solo esta última fue para Honduras.

Sobre el tema, el entonces presidente hondureño, Porfirio Lobo, aseguró que su similar de El Salvador, Mauricio Funes, buscaba levantar su imagen por intereses electorales y para justificar la compra de aviones de guerra, pero “nosotros no estamos en plan de guerra y no voy a discutir de quién es la isla Conejo, porque es nuestra”.

Según el ex gobernante, la tesis hondureña “ni siquiera es sujeto de litigio, porque ya es cosa juzgada en el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya, Holanda”.

Asimismo, aseguró que no hubo ninguna llamada de parte del presidente del país vecino, ni siquiera una comunicación por escrito e incluso se dijo que había una reunión en la Cumbre Iberoamericana y el presidente Funes llegó a la Cumbre al momento de su discurso y después se desapareció”, señaló.

Enfatizó que “yo he reiterado que no tengo que negociar nada sobre la isla Conejo porque la misma pertenece a Honduras, es una extensión de territorio nuestro que cuando la marea baja uno puede caminar tranquilamente por la costa, entonces no tiene sentido”.

A su criterio, no ha habido una voluntad clara de los países vecinos de poder resolver el tema del Golfo de Fonseca, “ya que lo único que se están repartiendo es la pobreza de los pueblos, porque si lo manejamos como se había hablado de hacer una zona trinacional de desarrollo sería importante para nosotros”, apuntó.

En ese sentido, el gobierno de Honduras exigió la ejecución total de la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) del 11 de septiembre de 1992.El fallo sobre la controversia terrestre, insular y marítima entre Honduras y El Salvador, con Nicaragua como interviniente, no se ha cumplido en su generalidad tras 20 años de haber sido emitido por la CIJ.

El gobierno hondureño solicitó la asistencia a la ONU y de la OEA para resolver las controversias en el Golfo de Fonseca con El Salvador y Nicaragua, luego de que el gobierno salvadoreño reclamara la isla Conejo, cuya posesión es de Honduras, según lo ratificado por la Corte Internacional de Justicia.

En ese sentido, la reciente visita del presidente Hernández y su familia, a la Isla Conejo, puede interpretarse como un acto de ratificación de la soberanía sobre ese territorio.

Lo + Nuevo

22,240FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte