Presidente Hernández participa en celebración del Día del Soldado y destaca papel de las FFAA

Tegucigalpa. – El presidente Juan Orlando Hernández, participó este sábado en la ceremonia de celebración del Día del Soldado Hondureño y natalicio del General Francisco Morazán Quesada, en un acto protocolario realizado en el Campo de Parada Marte del Primer Batallón de Infantería.

Los actos fueron encabezados por las Fuerzas Armadas con la presencia del presidente Hernández, el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rolando Argueta, el ministro de Defensa, general retirado Felipe Díaz Zelaya y altos mandos castrenses.

El acto celebrado este día sirvió para entregar condecoraciones y distinciones militares y ascensos.

Asimismo, se hicieron entregas simbólicas de espadines, la bendición, así como la juramentación de cadetes de primer año de las distintas academias militares.

Durante su discurso, Hernández indicó que este día es muy especial porque la celebración se realiza en un año especial por lo difícil que representa la adversidad que afronta el mundo entero y Honduras no es la excepción.

“Es el momento más difícil de la historia moderna, en donde enfrentamos a un enemigo desconocido y libramos una guerra en la que son necesarios y se conocen los mejores hombres y mujeres que tiene una nación; una guerra diferente, sí, pero una guerra al fin, una guerra en la que sociedad requiere de sus mejores soldados, de sus mejores hijos, y Honduras ha sido bendecido al contar con ustedes soldados de mi patria”, manifestó el mandatario.

Agradeció a los soldados a nombre de todo el pueblo por su entrega, porque mientras se declaró la cuarentena y se encerró al país para protegerse el mortal enemigo, ustedes salieron a enfrentarlo, sin temor, con valentía, dejando sus familias sin poder irles a visitar por más de cuatro meses, defendiendo a todos y cada uno de nosotros.

Apuntó que defender la vida es ahora también una obligación de todos los hondureños, es una responsabilidad de todos y cosas que parecen insignificantes, pero el uso de la mascarilla, el distanciamiento apropiado, el lavado de manos con agua y jabón, es hoy la mejor defensa contra el COVID-19, aún más que la vacuna.

Recordó que es por eso que envió al Congreso Nacional una ley para el uso obligatorio de la mascarilla porque sólo así, podemos enfrentar de manera responsable la reapertura a la nueva realidad y ahí estuvieron los soldados hondureños entregando mascarillas y lo siguen haciendo.

Agregó que toda reactivación pasa por seguir esos tres aspectos, pues no hay otra forma de hacerlo, no podemos tener una cosecha exitosa de café que se avizora muy prometedora si no se lograr salvar las vidas de todos los productores y trabajadores de ese rubro que representa el cinco por ciento de la economía del país.

Refirió que se habla una movilización masiva de alrededor de un millón, por tanto, el compromiso de cada uno es fundamental; no se puede se puede operar el transporte público sin el cual no se puede concebir la reactivación económica sin seguir esas simples, pero vitales medidas de bioseguridad.

El mandatario también destacó que gracias al esfuerzo realizado Honduras ha dejado de ser el país más violento de la fas de la tierra, reduciendo la tasa de homicidios en casi 60 por ciento y eso no sólo es una cifra, es también salvar vidas, alrededor de 75 mil vidas.

Asimismo, destacó que ahora del Corredor Seco salen alrededor de 25 millones de libras de vegetales y frutas que antes no se producían, mientras que los productores de frijol han puesto en alto el nombre de Honduras porque ahora se está exportando ese producto; se está transformando el agro y las FFAA son parte de esa transformación, destacó.

Cabe recordar que, desde tempranas horas el mandatario hondureño felicitó a los soldados publicando un mensaje en su cuenta de Twitter.

“Este día se expresa fuerte y claro FELIZ DÍA DEL SOLDADO, pero todos los días reciben el reconocimiento por su entrega al servicio de la patria. Su servicio al pueblo es permanente. Gracias a ustedes soldados de Honduras, igualmente a sus familias”, publicó.

Cabe recordar que Francisco Morazán nació un 3 de octubre de 1792 en la ciudad de Tegucigalpa y saltó a la fama luego de ganar la Batalla de La Trinidad en 1827, con lo que demostró sus dotes de buen estratega en el campo, a pesar de no tener estudios en materia militar.

(om)

Compartir

spot_img

Más noticias

23,564FansMe gusta
39,987SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img