spot_imgspot_img

Presidente Hernández afirma que la historia reconocerá los logros durante su mandato

Por:

Tegucigalpa – En un mensaje de despedida al concluir sus ocho años de Gobierno (2014-2022), el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, agradeció este miércoles al pueblo hondureño por su confianza y destacó los logros de su gestión en economía, seguridad, desarrollo social y otras áreas.

– “Los hechos hablan por sí mismos y la historia va a reconocer esos logros, el legado que hemos dejado a Honduras”, manifestó Hernández.

“Los hechos hablan por sí mismos y la historia va a reconocer esos logros, el legado que hemos dejado a Honduras”, manifestó Hernández en su mensaje a través de una cadena nacional de radio y televisión.

Subrayó que “es un legado de trabajo por la paz y la tranquilidad, porque pusimos en orden las finanzas públicas, porque eso se traduce en beneficio de los hondureños; fortalecimos la institucionalidad, combatimos el crimen y triunfamos; creamos una cultura de atención a los más necesitados nunca vista como el gran programa Vida Mejor”.

Hernández también expresó que “es oportuna esta ocasión para desearle lo mejor a las nuevas autoridades, esperando que prive siempre el debate democrático para tomar las mejores decisiones a favor de Honduras, porque si le va bien a las nuevas autoridades, le va bien al pueblo hondureño”.

A continuación el mensaje del presidente de la República:

Amigos, pueblo hondureño:

Después de una larga, pero fructífera jornada de 8 años de gobierno, ha llegado el momento de decir misión cumplida.

Mi equipo y yo estamos profundamente agradecidos con el pueblo hondureño porque nos ha dispensado la confianza durante estos años de arduo trabajo. Gracias, de todo corazón, muchas gracias.

Igualmente, gracias a los que nos adversaron, a los que lo hicieron como una crítica constructiva o edificante. A ustedes también se los agradecemos.

Gobernar en estos ultimo años no ha sido fácil, con crisis política, crisis económica, fenómenos naturales catastróficos y una pandemia mundial que aun no termina, pero podemos decir que hemos cumplido y que lo hicimos bien. Los hechos hablan por sí mismos y la historia va a reconocer esos logros, el legado que hemos dejado a honduras.

Es un legado de trabajo por la paz y la tranquilidad, porque pusimos en orden las finanzas públicas, porque eso se traduce en beneficio de los hondureños; fortalecimos la institucionalidad, combatimos el crimen y triunfamos, creamos una cultura de atención a los más necesitados nunca vista como el gran programa vida mejor.

Además, impulsamos programas que garantizaron el crédito, con financiamientos a bajas tasas de interés y a más largo plazo para sectores tan importantes como el agro, la vivienda, el sector de la micro y pequeña empresa, los emprendedores en general.

Algunos no recuerdan la situación calamitosa en que nosotros recibimos el país cuando iniciamos el gobierno. Una sociedad dividida a consecuencia de la crisis política del 2009. El país más violento del mundo. Los organismos de financiamiento internacional, la banca privada, nos habían cerrado las puertas, no nos prestaban dinero.

Pero ahora recibimos magnificas calificaciones de los organismos internacionales. Las calificadoras de riesgos país nos dieron calificaciones que han sido las mejores en la historia, redujimos los crímenes y las muertes de manera que a muchos les ha asombrado y muchos nos mencionan aun como ejemplo de lucha contra la criminalidad y el narcotráfico.

Mantuvimos la paz, la tranquilidad, la credibilidad de nuestra nación, aun en medio de muchas amenazas. Creamos un ambiente propicio para la inversión y seguridad jurídica para que prosperase la empresa privada, tan es así que el crecimiento económico del año recién pasado superó el 11% a pesar del golpe fuerte de la pandemia y los dos huracanes.

Apoyamos como nunca el sector agrícola, caficultura, banano, ganadería, palma, vivienda e infraestructura, entre otros; construimos un sistema logístico que nos posiciona a nivel del continente con obras sin precedentes como el canal seco, es decir, repotenciamos puerto cortés, construimos una autopista de cuatro carriles para llegar hasta el puerto de Henecán en el pacifico. Ahora ya dejamos el financiamiento para construir el puente que una tierra firme con Amapala y también de ahí saldrán los estudios definitivos para construir el megapuerto de Amapala. A eso se suma el aeropuerto internacional de Palmerola, entre otros corredores y autopistas y sistemas de migración de última generación, como también el impulso a los viajes aéreos de bajo costo. Hemos logrado mucho.

Entregamos un país en democracia, respetando la institucionalidad, la independencia de poderes, la libertad de expresión; cumplimos dándole al pueblo elecciones transparentes en un proceso en paz con nuevas y fortalecidas instituciones, tal y como nos comprometimos en el año 2017.

Nuestro gobierno ha sido exitoso, en poner orden y devolver la calma al país. El pueblo hondureño no debe esperar menos, no deben conformarse con menos de lo que hemos construido juntos.

Reconozco, honduras enfrenta todavía tiene grandes retos, como por ejemplo la generación de empleos y mas ingreso en el bolsillo de la gente;  tranquilidad y respeto a las instituciones, continuar con las ayudas y beneficios sociales, apoyar a los sectores productivos, vivienda para los que más necesitan, todo haciéndolo con transparencia y honestidad.

Debemos seguir promoviendo el país en el exterior como un lugar de empleo masivo, con grandes empresas aprovechando la nueva dinámica de la economía mundial. Estamos ubicados en un lugar muy especial en términos logísticos y tenemos que aprovecharlos. Quiero hacer énfasis en pedir al nuevo congreso la aprobación del tratado que firmamos con Nicaragua, porque finalmente ha reconocido Nicaragua, como espero que algún día reconozca el salvador, el derecho que siempre hemos tenido a salir a mar abierto y tener ese espacio ya delimitado en la bocana.

Gracias de nuevo, pueblo hondureño. Como ciudadano seguiremos siempre sirviendo a la patria y es oportuna esta ocasión para desearle lo mejor a las nuevas autoridades, esperando que prive siempre el debate democrático para tomar las mejores decisiones a favor de honduras, porque si le va bien a las nuevas autoridades, le va bien al pueblo hondureño.

Dios bendiga a nuestra nación y a cada familia hondureña. Bendita la nación cuyo Dios es el Señor.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img