spot_imgspot_img

Presidente de Guatemala acepta error al no publicar que Ejército le daba bono

Guatemala – El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dijo hoy que «quizás fue un error» no dar a conocer públicamente el bono que le otorgó el Ejército por 50.000 quetzales mensuales (6.858 dólares) desde diciembre pasado.

Tras 46 días sin aceptar preguntas de periodistas, el presidente Morales atendió a los medios para responder inquietudes que giraron en torno al bono militar, la renuncia de miembros de su gabinete, la demanda ciudadana de su dimisión y el desacuerdo con el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el abogado colombiano Iván Velásquez.

Morales, quien se mostró calmado y receptivo a cualquier tipo de cuestionamientos, explicó que no seguirá recibiendo el «bono extraordinario de responsabilidad», que le entregó el Ministerio de la Defensa Nacional (Mindef) desde diciembre de 2016 a agosto pasado, en su calidad de Comandante General del Ejército.

Por dicha bonificación, el Ministerio Público (MP-Fiscalía) presentó una solicitud de antejuicio (desafuero) en su contra, la segunda en lo que va del mandato de Morales, en este caso por considerar la probable comisión del delito de «abuso de autoridad».

El presidente Morales indicó que el bono fue autorizado «antes de que yo entrara al puesto de la Presidencia» (14 de enero de 2016). El procedimiento por el cual el Mindef aprobó el decreto «es legal», según le hizo saber la Contraloría General de Cuentas.

«Por todo el malestar que se tuvo», indicó el presidente, «lo devolví», pero «quizás no dar a conocerlo fue un error», admitió, pero aclaró que la información era pública «desde siempre».

El mandatario dijo que «muchos» de los antejuicios que han solicitado en su contra «tienen carácter político», por lo que calificó de «deterioro» del «uso correcto de la ley» e instó a los diferentes sectores de Guatemala a «cuidar leyes e instituciones».

Respecto del desacuerdo que mantiene con Velásquez, a quien declaró «persona non grata» el pasado 27 de agosto, Morales dijo que sigue «la ruta» que planteó la Corte de Constitucionalidad (CC) al rechazar su decisión.

Según el presidente, la CC «instruyó» en su resolución a que se llegara con la contraparte (Organización de Naciones Unidas) para poder evocar el artículo 12 del mandato de creación de la Cicig para resolver controversias «y en ese proceso está (…) esperando que tomen nuestras demandas».

El jefe de Estado sostuvo que no se arrepiente de las decisiones que ha tomado y enfatizó que tiene «las puertas abiertas» de Casa Presidencial para todas los sectores, incluidas el MP y la Cicig, con las cuales ha tenido roces por las investigaciones publicadas en su contra.

Sobre las renuncias que presentaron los ministros de Trabajo, Finanzas y Gobernación (Interior) -Leticia Teleguario, Julio Héctor Estrada y Francisco Rivas, respectivamente el pasado 19 de septiembre, dijo que las aceptará cuando lo crea «oportuno» y que no existe una ley que le prohíba no aceptarlas.

Sobre las manifestaciones que piden su renuncia, Morales manifestó que hay libertad de petición y expresión, y que es un ejercicio «propio de la democracia».

Recordó que desde el primer mes de su gobierno el Comité de Desarrollo Campesino (Codeca), señalado de robo de energía eléctrica en el occidente del país, pidió su renuncia.

Las manifestaciones, indicó Morales, «deben hacerse con respeto y sin lamentaciones trágicas», pese a que se ha visto «algunos actos violentos» e, incluso, «ataques a autoridades de seguridad», dijo.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,188SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img