Posada Carriles dice que pagó 6,000 dólares a «coyote» hondureño para ir a EE.UU. por tierra

El Paso (EEUU) – El anticastrista Luis Posada Carriles, que afronta varios cargos en el juicio que se lleva a cabo en esta ciudad de Texas, afirmó hoy que entró indocumentado en Estados Unidos por tierra, frente al criterio de la fiscalía que le acusa de mentir y de haber entrado en barco.
 

El jurado escuchó la grabación de la entrevista que se le hizo para obtener la ciudadanía estadounidense en 2005, en la que narró que llegó indocumentado a Estados Unidos con la ayuda de un «coyote» a quien se le pagó 6.000 dólares en Honduras para pasar a Guatemala y a México, en ese mismo año.

Los fiscales federales que llevan la acusación tratan de establecer que el cubano-venezolano Posada Carriles mintió en la entrevista que se le hizo para la obtención de la ciudadanía estadounidense con la exfuncionaria del Servicio de Inmigración y Ciudadanía, Susana Bolaños.

Posada Carriles, exagente de la CIA, identificó como Roberto López al hondureño que le arregló su viaje por tierra con el «coyote», como se llama a quienes ayudan a los emigrantes a llegar a EE.UU.

Sin embargo el Gobierno de Estados Unidos busca probar que ingresó al país como indocumentado vía Miami y que habría sido trasladado en la embarcación La Santrina por otros exiliados cubanos desde Isla Mujeres en México.

Posada Carriles, de 82 años, afronta 11 cargos por supuesto fraude, obstrucción de procesos, perjurio y falsas declaraciones en su petición de asilo y ciudadanía.

El cubano-venezolano dijo, según la grabación de la entrevista, que viajó con el «coyote» en una camioneta azul marino de doble cabina y con matrícula estadounidense a Guatemala y en dos días llegó a Matamoros, en México.

A la pregunta de si «¿cruzó a Estados Unidos por Matamoros, México?», respondió: «Matamoros, Estados Unidos»,

La abogada de Seguridad Nacional Goellen Ardinger le dijo que «hay informes periodísticos que lo ubican en Isla Mujeres en el 2005», a lo que respondió: «Fidel Castro dice eso todos los días».

Posada Carriles escuchó a través de audífonos de traducción simultánea sus propias declaraciones de 2005 en las que relató que no utilizó ni nombre ni documento falsos y que era el «coyote» quien se encargaba de hablar con los inspectores de Inmigración de EE.UU. mientras él permanecía en el vehículo.

De la frontera se dirigieron, dijo, a la ciudad de Houston (Texas) donde el «coyote» lo dejó en una estación de autobuses. Ahí, agregó, compró un boleto de 100 dólares a Miami adonde viajó solo.

En Fort Lauderdale, al norte de Miami, un funcionario de Inmigración subió al autobús y lo dejó ir después de que le dijera que estaba muy viejo y había dejado sus documentos en casa, de acuerdo con el relato del cubano-venezolano.

Lo + Nuevo

22,260FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte