spot_imgspot_img

Portugal suma 880 muertos por el coronavirus

Lisboa – Portugal suma al menos 880 muertes con Covid-19 y 23,392 contagios, lo que supone un aumento del 2.6 % en el número de positivos, y anunció que a partir de ahora un solo test negativo será suficiente para contabilizar como recuperados a los pacientes que no hayan precisado de hospitalización.

Según el último recuento de la Dirección General de Salud (DGS), en las últimas 24 horas ha habido 26 fallecimientos y 595 nuevos contagios, además de 49 recuperados, por lo que el número total de personas que han superado el virus asciende ya a 1.277.

Además, permanecen ingresadas 1.040 personas, de las cuales 186 están en unidades de cuidados intensivos, el número más bajo del mes de abril.

La ministra de Sanidad, Marta Temido, anunció que a partir de ahora será necesario un único test negativo para contabilizar como recuperados a los pacientes que pasen el virus en casa sin hospitalización, una modificación de criterio en línea con lo que se practica en otros países, dijo.

Los contagiados que estén en su domicilio se someterán a un único test, realizado al menos 14 días después del inicio de los síntomas, y si esta prueba da negativo y han dado muestras de mejora, pasarán a la lista de recuperados.

«Las personas que estuvieron siempre en casa, que nunca vieron su estado agravarse y no fueron al hospital, tienen una carga viral menor», explicó la directora general de Salud, Graça Freitas.

Para los pacientes hospitalizados, se mantendrá el criterio aplicado hasta ahora y se exigirá que obtengan dos test negativos con un plazo de diferencia de al menos 24 horas.

La ministra de Sanidad explicó también que para finales de abril o principios de mayo todos los trabajadores de residencias de ancianos -establecimientos que concentran alrededor del 40 % de los fallecimientos- se habrán sometido a la prueba de Covid-19.

Portugal prepara además una retoma de las consultas y procedimientos médicos que fueron cancelados por la pandemia, todavía sin fecha confirmada y que se realizará de forma «gradual y faseada», con diferencias entre las distintas regiones del país en función de su situación epidemiológica.

Temido informó de que, hasta finales de marzo, hubo 320.000 consultas menos de cuidados primarios y una reducción de 360.000 en las de enfermería debido a la pandemia.

Por el contrario, hubo un aumento «significativo» de las consultas no presenciales, una modalidad que quieren convertir en «una práctica más común en el país».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,909SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img